Hay operativo permanente en el AICM por ébola: Ahued

El secretario de Salud del DF dijo que un grupo de 140 personas trabaja todos los días para detectar algún posible enfermo.
El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, dijo que se rectificará y se cambiará la campaña de lactancia materna.
El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

El secretario de Salud del DF, Armando Ahued Ortega, informó que se mantiene un operativo permanente en el aeropuerto de la Ciudad de México para vigilar la alerta epidemiológica por el virus del ébola que hay en África.

En entrevista, dijo que un grupo de 140 personas se mantiene trabajando todos los días para detectar un posible enfermo, pues como México no tiene vuelos directos hacia África la labor se vuelve más complicada. Y reportó que hasta el momento no se ha registrado ni un caso.

"Estamos muy pendientes estamos haciendo un operativo en el AICM, pero también en otros aeropuertos internacionales del país o sea estamos pendientes, sí se está trabajando, hay pósters, hay trípticos los estamos entregando.

Tenemos que estar muy pendientes es una alerta que lanzó la OMS a todo el mundo y nosotros no estamos ajenos a eso, se está trabajando de tal manera no es que se haya dejado de hacer o haya omisión al contrario", dijo.

Por ello, se está entregando información a los turistas que llegan de dicho continente para que en caso de presentar algún síntoma lo reporten inmediatamente a las autoridades sanitarias.

Además, llamó a los capitalinos a evitar viajar a África si no es necesario.

"Exhortando a los que quieran o puedan y tengan que viajar a África solamente que tengan que ir de manera indispensable lo hagan pero de preferencia si fuera un paseo no lo hagan, segundo, todos los viajes que vengan de África tengan la información de que estén pendientes si tienen algún problema de salud", señaló.

Dijo que si alguno de los viajeros presenta fiebre, dolores de cabeza o hemorragias, el protocolo consiste en una supervisión epidemiológica estricta de entre 7 y 21 días.