Si el viaducto elevado no es negocio para IP, no va: GDF

El gobierno capitalino anunció que no desembolsará dinero para la obra.
El secretario de Finanzas, Édgar Amador, dijo que habrá una afectación importante al presupuesto local.
El secretario de Finanzas, Edgar Amador. (Héctor Téllez/Archivo)

Ciudad de México

El viaducto de tres pisos proyectado para la conexión Santa Fe-Periférico no se realizará si no es negocio para el concesionario, afirmó el Secretario de Finanzas capitalino, Edgar Amador Zamora.

"Depende que los probables postores evalúen si es un negocio o no es negocio, si no es negocio no hay proyecto", puntualizó el funcionario en entrevista.

Explicó que el gobierno de la ciudad no destinará recursos para la construcción del viaducto, por lo que la decisión quedará en manos de particulares y los estudios que realicen para determinar la rentabilidad del proyecto en términos financieros.

Por tanto, reiteró que la vialidad sería de cuota, como lo anunció el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, la semana pasada.

"Como lo pagarían los usuarios tienen que hacer estudio de mercado para saber si la tarifa que ellos proponen tendría demanda o no tendría demanda, entonces si hay cinco mil pasajeros al día a lo mejor no se hace, pero si hablamos de 50 mil, la construcción se hace más viable", remarcó.

Amador Zamora dejó en claro que en ningún momento se pone en riesgo la construcción del tren si no se concreta la obra del viaducto de tres pisos pues son proyectos independientes.

"Nadie está obligado a perder dinero, no se puede obligar a un concesionario hacer una obra que no le va a redituar, por eso el jefe de Gobierno refería que es un proyecto conceptual... Vamos a ver si alguien se anima, cumpliendo las características que nos pide la Secretaría de Comunicaciones y Transportes", agregó.

Dijo que la Secretaría de Finanzas también está realizando la viabilidad del proyecto para que no se contraponga con otros esquemas de movilidad en la zona como la Supervía Poniente.

Explicó que el objetivo es cuidado los activos de la ciudad porque cuando se terminen las concesiones el patrimonio se revertirá a la ciudad.

"Entonces no podemos hacer un proyecto en despecho de los otros tenemos que cuidar mucho el equilibrio tarifaria no nada más para el proyecto sino también para los usuarios. Lo que tenemos que hacer es establecer reglas relativamente uniformes para todos y que no canibalice un proyecto al otro", destacó.

El proyecto del viaducto de tres pisos consiste en una vialidad de dos y hasta tres niveles cuando comparta estructura con el Tren Interurbano México-Toluca.

De acuerdo con los cálculos oficiales, se espera que la licitación sea lanzada este año y que las obras pudieran iniciar en 2015.