Invertir en Niño Dios es hacerlo en salud y trabajo: fieles

Es un trueque, nosotros lo vestimos y él ayuda con lo que le pedimos, aseguraron los files que acostumbran vestir a los Niños Dios.

Cd de México

La inversión para comprar el traje del Niño Dios vale la pena, pues las personas le piden favores y milagros tal y como lo hizo como Celia Olivares, quien tuvo que hacer un sacrifico al empeñar una cadena para poder conseguir los 340 pesos que invirtió para la vestimenta de su imagen, pero sabe que ayudará en la crisis económica de una amiga.

Ella, habitante de Nezahualcóyotl, fue a presentar el Niño Dios de una de sus amigas, que fue vestido de color amarillo, símbolo de la abundancia, a la iglesia de La Candelaria en el Centro Histórico.

Su amiga ha tenido muchos problemas de salud, e incluso perdió la vista debido a diabetes que padece y ahora pasa por una crisis económica, por eso Celia pidió a su amiga que le dejará arrullar al Niño Dios y ahora se lo regresó arropado, con uno de los mejores trajes que consiguió en el mercado, y con la petición de que le ayude lo económico.

"El Niño Dios es una imagen de mucho amor, porque no sólo representa a Dios, sino a una de las etapas más maravillosas que es la infancia, y ahora le pedí por mi amiga, porque la ayude y sé que lo va a lograr", indicó.

Otros de los visitantes a la iglesia fueron Claudio Ramírez y Juana Valencia, quienes pidieron al Niño Dios los ayude a que puedan ser padres.

"Llevamos dos años juntos y ahora queremos tener un bebé, ese es el milagro que le estamos pidiendo", indicó Juana.

Los ropones para vestir al Niño Dios se pueden conseguir en la mayoría de los mercados de la Ciudad, pero una de las romerías más grandes está ubicada en el Centro Histórico, donde la ropa es artesanal.

En menos de cinco minutos, en ese punto, se puede vestir un niño Dios. Hay más de 40 modelos y los precios van desde 40 y hasta mil pesos, dependiendo el tamaño.

Pero no sólo hay ropa, también otros complementos como la canasta adornada, velas y ramos de flores.

La Parroquia de La Candelaria abrió este domingo a las 7 de la mañana y cerrará a las 10 de la noche, cada hora hay misa para bendecir a las decenas de niños Dios que son llevados a presentar a la Iglesia para ser bendecidos.