Corte pide a juez detener a ex delegado de V. Carranza

La Suprema Corte de Justicia de la Nación pidió que se consigne de manera directa a Israel Moreno Rivera y a José Manuel Ballesteros por incurrir en desacato.
Israel Moreno, ex jefe delegacional en Venustiano Carranza.
Israel Moreno, ex jefe delegacional en Venustiano Carranza. (Juan Carlos Bautista/Archivo)

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación notificó oficialmente a un juez federal y a la Procuraduría General de la República que consigne de manera directa al ex jefe delegacional de Venustiano Carranza, Israel Moreno Rivera y a su antecesor José Manuel Ballesteros, actual diputado local del PRD, por desacato a una sentencia de amparo.

El engrose de la sentencia, informaron funcionarios del Alto Tribunal, no reconoce el fuero del legislador local, por lo que puede ser consignado.

La Corte notificó primero al área jurídica de la delegación Venustiano Carranza de la separación del cargo de Moreno. También dio vista al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y a la Asamblea Legislativa para que nombre al delegado sustituto.

Ahora la Procuraduría General de la República tendrá que consignar a Moreno y a Ballesteros ante el juez federal en turno.

Días antes, las mismas autoridades del máximo tribunal de justicia del país explicaron a MILENIO que este asunto es inédito porque el Ministerio Público Federal aún puede evaluar si el fallo de la Corte le retiró el fuero a Ballesteros o si debe iniciar un proceso de desafuero ante la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Indicaron que el caso de Ballesteros puede regresar a la Corte, porque existe una opinión dividida entre los ministros, porque algunos consideran que el fallo del Pleno le retiró el fuero constitucional al legislador, mientras que otros opinan que debe iniciarse un juicio de procedencia.

El delito por el que se ordenó detener tanto a Moreno como a Ballesteros no es grave y se castiga de cinco a diez años de prisión, o de cinco a diez años de inhabilitación para ejercer cualquier cargo público, esto por incumplir una sentencia de amparo.

El pasado martes, la Corte destituyó y ordenó la consignación ante un juez federal de Moreno Rivera, así como de Ballesteros López; lo anterior derivó de un incidente de inejecución de sentencia, donde se reclamó que no se respetaron los amparos concedidos en 2013 a cuatro trabajadores de la demarcación.

El ministro José Fernando Franco González Salas propuso destituir y consignar a Moreno y a Ballesteros, porque el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje informó a la Corte que no se había cumplido con la sentencia de amparo.

El jefe de delegacional debía acatar lo resuelto en el laudo de 23 de enero de 2013, es decir, expedir a los cuatro quejosos los nombramientos con la categoría de verificadores o inspectores; pagarles las diferencias de salario existentes entre las sumas que se les había venido pagando y las que les correspondían por haber desempeñado las funciones de inspector o verificador, desde el 26 de noviembre de 2003hasta la segunda quincena de marzo de 2005, así como las que se generaran con los incrementos al salario en fecha posterior a la cuantificada y hasta que se cumpliera el laudo.

También tenía que pagarles las diferencias de aguinaldo de los años 2003, 2004 y las que se generaran durante la tramitación del juicio y, finalmente, debía proporcionar los elementos necesarios para el desempeño del encargo, como credenciales y demás documentos oficiales.