Sin control, venta de alcohol en La Lagunilla y Tepito

Los cocteles y bebidas embriagantes se ofertan sin que los compradores acrediten la mayoría de edad; dividida, opinión de comerciantes y clientes.
Visitantes recorren los pasillos y disfrutan de las bebidas preparadas con cerveza, ron, tequila y vodka, entre otros destilados.
Visitantes recorren los pasillos y disfrutan de las bebidas preparadas con cerveza, ron, tequila y vodka, entre otros destilados. (Javier García)

Ciudad de México

Entre el tianguis de La Lagunilla y Tepito, delegación Cuauhtémoc, existen 47 establecimientos ilegales que expenden bebidas alcohólicas de todo tipo, incluso a menores de edad.

Durante un recorrido que realizó MILENIO ayer en La Lagunilla, encontró por lo menos una veintena de establecimientos en un tramo de 100 metros, que venden bebidas preparadas con cerveza, ron, brandy, tequila, vodka y otras coctelerías. En los puestos se ofertan sin necesidad de acreditar la mayoría de edad, pues la venta es indiscriminada.

Sobre avenida Reforma y Comonfort, colonia Morelos, se ubica este mercado ambulante conocido como el tianguis de antigüedades de La Lagunilla, donde venden todo tipo de artículos, como muebles, electrónicos, ropa, zapatos y accesorios, pero también proliferan los establecimientos de bebidas alcohólicas.

Ivonne Trejo, visitante frecuente de La Lagunilla, considera que no hay nada malo en la venta de alcohol, pues "es una tradición recorrer el tianguis y chacharear con una chelita para el calor".

Según su testimonio, nunca ha presenciado algún acto violento como consecuencia de la venta de bebidas embriagantes; sin embargo, para los comerciantes que no se dedican a ese giro la percepción es diferente.

Acusan que después de las tres de la tarde la gente ya no visita al lugar porque está infestado de "borrachos" que muchas veces se pelean.

MILENIO constató la variedad de establecimientos que ofrecen alcohol, comida y botanas, incluso especialidades. Por ejemplo, un establecimiento de cervezas exclusivamente alemanas acompañadas con choripan argentino.

También están las micheladas y gomichelas El Güero, donde ayer había medio centenar de personas en un puesto acondicionado con mesas, sillas y equipo de sonido.

A comparación de los precios que manejan negocios establecidos, en La Lagunilla encuentras litros de cerveza preparada desde 50 pesos y hasta 120 por un litro por una perla negra, preparada con Jägermeister y bebida energética, misma que está prohibida desde 2011, pues la Comisión de Salud del Senado consideró que su consumo en demasía alteraba las funciones del cuerpo y producía arritmias, deshidratación o paros cardíacos.

Mariana, vendedora de ropa y quien no quiso dar su nombre real por temor a represalias, mencionó que las personas ya no quieren entrar al mercado por la venta de alcohol, lo que merma sus ingresos

"Aquí lo que deja es vender chelas, alcohol, porque nosotros cada vez vendemos menos", señaló.

En la zona la vigilancia no falta porque unidades de la Secretaría de Seguridad local, patrulla la zona, sin inmutarse por la presencia de estos establecimientos.

Delegado electo presentará denuncias penales

El jefe delegacional electo en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, solicitará al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, a la Secretaría de Seguridad Pública local y la delegada en funciones, Jimena Martín del Campo, que eviten la instalación de puestos ambulantes de cervezas y alcohol en tianguis y mercados de la demarcación.

En el transcurso de esta semana, el delegado electo interpondrá una denuncia penal contra autoridades en la demarcación que, presuntamente coludidas con líderes de comerciantes, permiten la venta de bebidas embriagantes en los tianguis de la Cuauhtémoc.

Los funcionarios contra quienes interpondrá las denuncias ante la PGJDF son el director y subdirector de Vía Pública y Mercados, Fernando Mancera y Jorge Soria Pérez, respectivamente, además de los inspectores de zona que resulten responsables.

La denuncia contempla los delitos de abuso de autoridad; uso indebido de la fuerza pública; coalición de servidores públicos; uso ilegal de atribuciones y facultades, intimidación, negación del servicio público, cohecho, concusión, enriquecimiento ilícito y delitos contra el servicio público cometidos por particulares.

Detalló que estas personas presuntamente cobran a través de empleados de la demarcación desde 300 y hasta 500 pesos por día para permitirles vender.

En la lagunilla existen 22 establecimientos y 25 en Tepito que pagan por vigilancia, mencionó .

"El que quiera tomar, que tome, ese no es mi problema, pero no pueden estar alterando ni violando la ley de manera sistemática y además con una gran corrupción de policías, líderes y funcionarios públicos, vamos a poner orden", puntualizó.