Ambulantes aceptan regularizarse: Escamilla

El Presidente de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos de la ALDF, Rubén Escamilla, dijo que organizaciones de comerciantes informales analizarán los esquemas para ser regularizados.
Rubén Escamilla
Rubén Escamilla (Ilich Valdez)

Ciudad de México

Algunos vendedores informales propusieron crear un programa para entrar a la legalidad y así se terminen los operativos en su contra. Dicha propuesta se presentará durante el foro "Consulta Abasto, Comercio Popular y en Vía Pública del DF", que realizará la Asamblea Legislativa capitalina.

El Presidente de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos de la ALDF, Rubén Escamilla, dijo que organizaciones populares de comerciantes informales estuvieron de acuerdo en analizar los esquemas para ser regularizados.

En reunión con los dirigentes de varias agrupaciones como son la Asociación de Invidentes del DF, la Unión de Marchantes A.C., la Alianza de Comerciantes A.C. y el Circuito Maní, el legislador del PRD, acompañado de las diputadas del PRI, Alejandra Barrios y del PT, Miriam Saldaña, recibieron las quejas de los comerciantes.

Además, la propuesta de formalizarse, pagar impuestos, ordenarse, mantener limpia la vía pública y otras obligaciones.

"Los vendedores pidieron que no se les responsabilice de todo lo malo que ocurre en varios puntos de venta y que más bien, las autoridades del Gobierno del Distrito Federal comprendan que el comercio informal ha sido una válvula que ha ayudado a controlar problemas sociales como son la prostitución, la delincuencia y el desempleo", indicó.

En el salón Benito Juárez de la ALDF, pidieron que así como se busca formalizarlos, y se hizo con los vagoneros, también se ponga en orden a las tiendas de autoservicio y de conveniencia pues continúan instalándose en la cercanía de mercados públicos y de puntos de comercio popular, lo que representa una competencia desleal ya que los supermercados cuentan con más productos y en ocasiones hasta logran ofrecerlos más barato debido a los altos volúmenes de comercialización que manejan.

Se estima que en la ciudad de México 70 por ciento de los vendedores en vía pública no cuentan con permiso para expender sus productos, por lo que se realizan operativos policiacos y delegacionales para detenerlos y quitarles sus mercancías ante la ilegalidad en la que aparentemente se encuentran.

Los comerciantes expresaron, dijo el diputado perredista, que quieren dignificar su labor, no heredar pedazos de banqueta, que se les den oportunidades para tener comedores populares, plazas comerciales y que cuando se les retire de la calle no sean colocados otros grupos de comerciantes, porque de seguir este tipo de prácticas, definitivamente no se terminara con el problema.