Piden programa social para abatir ambulantaje en Metro

Orlando Anaya recordó que la eliminación de los vagoneros fue una promesa que el gobierno del DF ofreció ante el alza de tres a cinco pesos en el boleto del Metro.
El GDF estima que en las 11 Líneas operan 3 mil vagoneros.
El GDF estima que en las 11 Líneas operan 3 mil vagoneros. (Archivo)

Cd de México

El asambleísta Orlando Anaya llamó al gobierno del Distrito Federal a generar un programa social que cree fuentes de trabajo para las personas dedicadas al comercio informal en el Sistema de Transporte Colectivo, Metro.

"Urge que el GDF implemente un programa de rescate emergente a los vendedores ambulantes que permanecen operando en el Metro, a través de empleos temporales y empresas familiares que fomenten la competitividad y a su vez, se mejore la economía", señaló.

Exhortó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, a enfocarse en el comercio informal del Sistema de Transporte Colectivo (STC) y resolver el problema de los vagoneros y bocineros, una de las principales promesas que se ofrecieron ante el alza del precio del boleto.

"Ya que no queremos promesas al aire como sucedió con los microbuses, que a pesar del incremento en las tarifas, siguen siendo inseguros y peligrosos o el Metrobús, cuya capacidad sigue siendo insuficiente para los usuarios", indicó.

El integrante de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) indicó que la corrupción propicia que el ambulantaje no sólo siga sino aumente a pesar de las supuestas medidas de seguridad que se han dado para abatirlo desde que se dio el aumento del precio del boleto el pasado 13 de diciembre.

"No se actúa porque los mismos vigilantes que deberían de impedir el ingreso de vendedores al Metro, extorsionan a los vagoneros, lo que deja sumas millonarias. Se debe terminar primero con la corrupción que existe en la actualidad, solucionar esta situación y buscar mejores opciones para quienes se dedican hoy a esta actividad ilícita", indicó.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) reconoció que es un problema arraigado por lo que ya es hora de solucionarlo, ya que se hicieron varias promesas de mejora para los usuarios, quienes ahora pagan un porcentaje mayor por el pasaje y merecen un buen sistema transporte.

Advirtió que el ambulantaje es el disfraz de otros problemas como la prostitución y la explotación infantil laboral y sexual que debe terminar, pues son problemas que lastiman a nuestra sociedad.

El panista se pronunció por aplicar programas sociales que ayuden a la creación de empleos temporales para los vagoneros y bocineros, lo que ayudaría a rescatar a quienes han sido víctimas de esta cadena de explotación, señaló.

"Hay familias que someten a sus hijos a vender productos dentro de los vagones y a otras actividades denigrantes. Si se logra establecer a estas personas en otro tipo de actividad, se reduciría la necesidad de obligar a otros integrantes de la familia a involucrarse en la venta ilícita de productos disminuyendo la explotación infantil", consideró.

Anaya González recordó que una de las promesas del director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Joel Ortega, fue que a partir de que se diera el alza en el precio del boleto, aumentaría el número de vigilantes que impidieran el paso de ambulantes, que no hasta la fecha no se ha dado.

"El número de personas responsables de guardar el orden y prohibir la entrada de vagoneros y bocineros supuestamente aumentó pero el del ambulantaje no disminuyó".

"Lo seguimos viviendo en todas las estaciones, pasillos y vagones ante la vista de todos, incluida la autoridad. Es un problema al que urge dar solución, por la seguridad de todos los usuarios", aseguró.