Ahorra energía y dinero en casa

La Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal informa cómo se puede hacer mejor uso de electrodomésticos e instalaciones en casa, contaminar menos y ahorrar dinero.
El refrigerador es el electrodoméstico que más energía consume, por lo cual se debe poner especial atención en su mantenimiento y funcionamiento.
El refrigerador es el electrodoméstico que más energía consume, por lo cual se debe poner especial atención en su mantenimiento y funcionamiento. (Tomada de www.profeco.gob.mx/revista)

Ciudad de México

La Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal emitió una serie de sugerencias para el buen uso de aparatos electrodomésticos e instalaciones en casa, para ahorrar agua, aprovechar mejor la energía, reducir la generación de residuos y consumir solo lo necesario, lo cual implicará además ahorros económicos.

La dependencia del gobierno capitalino destacó que cuidar los recursos y asegurarlos para las generaciones futuras es responsabilidad de todos, lo cual no implica grandes cambios ni grandes costos, solo un poco de información y voluntad para modificar hábitos e inspirar a las personas cercanas para hacerlo también.

En principio, es importante que los aparatos que no usas los apagues, porque a veces los foquitos que se quedan encendidos y los cargadores que se quedan conectados gastan energía.

El "refri" puede poner a temblar tu bolsillo

Se trata del electrodoméstico que más energía consumo. Se recomienda limpiar su parte trasera, ya que el polvo hace que trabaje más y use más energía.

Si tu refrigerador tiene más de 15 años, se recomienda cambiarlo por uno más eficiente.

Es importante colocarlo lejos de ventajas y estufas, y asegurarse de que esté bien cerrado y no meter alimentos calientes.

"Tele" para todos

La Sedema recomendó no hacer de la televisión tu compañía. Procura verla en familia y hacerlo con programas de interés común, ya que a más televisores, más energía consumida y más gasto económico.

Entre más grande es la pantalla de tu televisión, más energía consume. Baja la iluminación para ahorrar energía y con ello evitas además reflejos en la pantalla.

Lava y no contamines

El uso óptimo de la lavadora implica colocar la máxima cantidad de ropa permitida, emplear el ciclo de lavado apropiado y evitar el uso de agua caliente.

El detergente se tiene que aplicar en la cantidad necesaria para evitar hacer espuma.

Y evita la secadora, pon tu ropa al aire libre y así dejarás de enviar gran cantidad de bióxido de carbono a la atmósfera.

No te acalores

La plancha debes utilizarla una sola vez, es decir, evita encenderla constantemente. Y elige ropa que no requiera del uso de este electrodoméstico.

Si vas a utilizar tu calentador porque la temperatura ambiente ha bajado, empléalo solo si es muy necesario y sigue las instrucciones para su uso al pie de la letra.

Secadoras y tenazas para el pelo, entre otros aparatos, puedes usarlas con menor frecuencia y reducir así el consumo de energía y de gasto.

Gas natural, llamas azules

El gas natural es menos contaminante y no se pierde, como en cada recarga de tanque con el LP. Revisa frecuentemente las conexiones y si detectas fugas llama a tu repartidor.

En tu estufa, las llamas deben ser de color azul, lo cual indica que hay una combustión correcta del gas. Si tu estufa o tu calentador de agua dejan manchas negras, tienes que llamar a un técnico, porque mientras tanto pierdes dinero y contaminas.

Tapa las ollas que pongas a calentar en la estufa y esto te significará ahorro de hasta 20 por ciento de gas.

Aceite y agua, enemigos reales

En la cocina, coloca el aceite en un recipiente aparte. No lo tires por la coladera, ya que un litro de este producto puede contaminar hasta mil litros de agua.

El lavado de frutas y verduras debe hacerse en un trasto lleno de agua, no en el chorro. El agua sobrante se puede utilizar para limpiar el piso.

Utiliza poco detergente de trastes para que al quitarlo uses menos agua.

Lava los trastes con la llave abierta a la mitad, y ahorrarás agua. Si empleas lavavajillas, llénalo y mete platos y vasos sin residuos de comida.

La Sedema convoca además a diferentes talleres sobre agua, cambio climático y huertos urbanos, entre otros, aporta mayor información en los números telefónicos: 5630-5361, 2615-3311, 5446-8120, 5630-5363 y 2615-2996.