Para evitar agresiones, Uber portará distintivos discretos

Los automóviles de la empresa inscritos en el programa de regulación tendrán un distintivo de identificación poco llamativo para evitar conflictos como el ocurrido en Peñón de los Baños.

Ciudad de México

Los automóviles de la empresa Uber que se inscriban al programa de regulación tendrán un distintivo de identificación discreto para evitar que sean agredidos, como pasó en la colonia Peñón de los Baños y tendrán que respetar no hacer base en zonas prohibidas, informó el Secretario de Movilidad, Héctor Serrano.

El funcionario detalló que Uber tiene seis mil unidades y Cabify cuenta con mil autos, los cuales podrían quedar registrados en los próximos días.

Con esas unidades prestan servicio a 500 mil personas registradas en sus plataformas. 

Serrano dijo que en el DF hay aproximadamente 1.5 millones de personas con tarjeta de crédito y de ellas, cerca de 700 pueden hacer uso del servicio de aplicaciones de transporte.

"Es un sistema de atención sectorizado, el cual requiere de una tarjeta de crédito, pues sus operadores no pueden recibir el dinero en efectivo de lo contrario estarían contra el acuerdo publicado en la Gaceta Oficial", afirmó.

También aseguró que en dos meses se entregarán las primeras constancias de inscripción al programa, una vez que las empresas cumplan con los requisitos establecidos en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

"Tendremos el número de socios registrados en dos meses y se entregarán las primeras constancias. Además, vamos a darles facilidades también a los taxistas para equilibrar la prestación del servicio", expuso. 

Serrano puntualizó que, además de evitar conflictos, su propósito es todo el transporte en la ciudad opere de manera correcta y que además no sufra agresiones y aseguró que van a colaborar en las investigaciones que se realizan por las agresiones a ocho vehículos de Uber en la colonia Peñón de los Baños.

Por esta razón, todos los operadores de taxis y plataformas deberán contar con licencia y tarjetón para garantizar la seguridad del servicio y dar certeza al usuario de quién conduce y además se permite identificar al operador.

Como parte del programa de regulación, las empresas de aplicaciones se comprometieron a entregar el 1.5 por ciento de sus ganancias por cada viaje, lo que equivale a cerca de 60 millones de pesos anuales.

Dichos recursos, manifestó el titular de la Semovi, se destinarán para procurar el mejoramiento del servicio de Taxi.

En la Ciudad de México operan cerca de 140 mil taxis y hay un padrón aproximado de 210 mil operadores, los cuales ven en este medio de transporte una alternativa para obtener recursos.

"Debemos cuidar que no se queden sin trabajo, sabemos que podemos hacer un modelo importante de ese servicio, que puede trasladarse a otros países de América Latina,  porque también se sumó el uso de plataformas de los taxis".