UACM diagnosticará acceso a educación para discapacitados

Autoridades de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y de la CDHDF firmaron un convenio para determinar la accesibilidad educativa para esas personas.
La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Perla Gómez, y el rector de la UACM, Hugo Aboites, firmaron el Acuerdo de Conciliación sobre el Derecho a una Educación Inclusiva.
La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Perla Gómez, y el rector de la UACM, Hugo Aboites, firmaron el Acuerdo de Conciliación sobre el Derecho a una Educación Inclusiva. (Tomada de Twitter @CDHDF)

Ciudad de México

La Universidad Autónoma de la Ciudad de México y la Comisión de Derechos Humanos capitalina firmaron un acuerdo, mediante el cual esa casa de estudios se compromete a realizar un diagnóstico sobre las condiciones de accesibilidad y de educación inclusiva de las y los estudiantes con discapacidad.

Dicho diagnóstico abarcará aspectos como instalaciones, mobiliario, sensibilización y capacitación de la comunidad estudiantil, académica, administrativa y directiva, así como modelos educativos incluyentes y la armonización de procedimientos administrativos igualitarios.

TE RECOMENDAMOS: Personas con discapacidad tendrán licencia de manejo

Además incluirá el transporte dentro de los aspectos relativos a las necesidades de accesibilidad en el entorno físico, así como los sistemas y tecnologías de la información y las comunicaciones.

El acuerdo se estableció debido a quejas interpuestas por personas con discapacidad visual y auditiva, por la negación de ajustes razonables para que puedan acceder a la educación inclusiva.

En el primer caso, el peticionario es una persona sorda, que en 2007 solicitó la contratación de un intérprete de lengua de señas mexicana para poder aprovechar plenamente las clases que cursaba.

Sin embargo, las autoridades de la universidad señalaron que no era posible la contratación de nuevo personal debido a la falta de presupuesto.

Adicionalmente, fue canalizado al Instituto para la Formación Integral del Sordo AC, institución que realizó un diagnóstico de sus necesidades y recomendó la contratación de un intérprete de lengua de señas mexicana para que entendiera mejor las clases que cursaba, pero esto no ha sido atendido.

En el segundo caso, la peticionaria es una persona con discapacidad visual, de la licenciatura de Promoción de la Salud, en el plantel San Lorenzo Tezonco.

Ella refirió que desde su ingreso a dicha universidad ha sido víctima de discriminación por parte de algunas profesoras y profesores del plantel, a pesar de que la escuela cuenta con un área llamada “Letras habladas”, destinada a brindar atención a personas ciegas mediante la transcripción de textos en grabaciones.

No se realizaron los ajustes razonables, con el argumento de falta de tiempo y de capacitación para tratar a personas como ella.

MSP