Denuncian en Profepa daños ambientales en Río Mixcoac

En la construcción de un túnel se ha transgredido la normatividad ambiental, acusan vecinos y organizaciones civiles ante esa procuraduría federal y la PAOT.
La tala de 150 árboles es uno de los motivos por los cuales vecinos y organizaciones sociales denunciaron en la Profepa y la PAOT presuntos daños ambientales en la construcción de un túnel en Río Mixcoac.
La tala de 150 árboles es uno de los motivos por los cuales vecinos y organizaciones sociales denunciaron en la Profepa y la PAOT presuntos daños ambientales en la construcción de un túnel en Río Mixcoac. (Mónica García Ramírez)

Ciudad de México

Organizaciones civiles y vecinos de la delegación Benito Juárez presentaron denuncias populares por impacto ambiental ante la procuradurías Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) capitalina, por presuntas violaciones a la normatividad ambiental y la tala de 150 árboles el pasado 8 de marzo, en Río Mixcoac, donde se construye un túnel.

Con ello demandan un dictamen de impacto ambiental emitido por la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, para el proyecto de obra pública denominado “Fase 2 deprimido vehicular Insurgentes Mixcoac".

También piden a ambas procuradurías que se verifique si lo avalado,  garantiza el menor daño posible al ambiente y al equilibrio ecológico de la Ciudad de México.

Xiuh Tenorio, presidente de la organización Vive BJ, informó que solicitarán investigar si los hechos denunciados constituyen delitos ambientales federales y en su caso se dé vista al Ministerio Público de la Federación, así como para que se determinen las medidas que en derecho correspondan, para aminorar y detener el daño ambiental ocasionado.

Adicionalmente, y por el derribo de 150 árboles, exigen un dictamen técnico, en virtud de los daños y perjuicios ocasionados al medio ambiente y al ecosistema, además de conocer si se justifica dicha tala o si se pudo haber evitado con la modificación del proyecto.

En la denuncia se plantea que la obra del deprimido está vinculada a los proyectos denominados “Torre Mítikah” y “Torre Manacar”, en un proyecto común que hace cuestionable el interés público y la necesidad real de llevar a cabo una obra pública de esta naturaleza.