Asaltan a 15 en vagón del tren ligero

Los pasajeros fueron despojados de relojes, carteras, celulares y bolsas por cinco sujetos armados con navajas y pistolas.
Los convoyes del Tren Ligero están compuestos de dos carros y la mayoría de los asaltos es por carteristas, es decir, robo sin violencia.
Los convoyes del Tren Ligero están compuestos de dos carros y la mayoría de los asaltos es por carteristas, es decir, robo sin violencia. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Un grupo se cinco sujetos armados con pistolas y navajas asaltó un vagón del Tren Ligero.

El atraco fue cometido la noche del sábado por hombres de entre 20 y 30 años de edad, que de acuerdo con testigos llevaban gorra y paliacates.

Los delincuentes asaltaron a cerca de 15 pasajeros que iban en el último vagón del Tren Ligero, aprovechando que no había vigilancia.

El asalto ocurrió entre las estaciones La Noria y Huichapan, con dirección a la terminal Xochimilco.

En tan sólo dos minutos los asaltantes se llevaron celulares, relojes, cadenas, carteras, dinero suelto y bolsos, para salir corriendo en la estación Huichapan, sin que el único policía auxiliar que cuidaba la estación pudiera detenerlos.

Según algunas de las víctimas, los delincuentes abordaron el tren en dos estaciones Xomali y Periférico, y a pesar de que había asientos disponibles no los ocuparon.

Cuando llegaron a la estación La Noria se distribuyeron en distribuyendo a lo largo del vagón. Dos de los delincuentes estaban en las únicas dos puertas del vagón, otros dos se pusieron en las cabeceras y uno más en el pasillo.

 El timbre de cierre de puertas fue la señal para iniciar el asalto. Los dos de las puertas sacaron las armas y “gritaron ya chingaron a su madre, rápido, todo lo que traigan, sino se los carga su puta madre”.

“Al que quiera pasarse de listo se lo carga la chinga, así que echen todo, cadenas, rápido hijos de su puta madre”.

Los dos de las cabeceras sacaron las navajas y el que estaba en el pasillo se encargó de pasar con una bolsa negra, para echar todas las pertenencias de los pasajeros, al mismo tiempo que les gritaba que se agacharan, que nos los vieran.

“Fue muy rápido, nunca había pasado eso, fue algo terrible, y lo peor es que tenían el cálculo, sabían todos los movimiento y cuánta gente íbamos, lo que pedimos es que haya más seguridad, porque eso no puede ocurrir”, dijo una de las víctimas.

Los delincuentes conocían la operación den Tren Ligero, pues tenían planeado el atraco para hacerlo en el mismo tiempo de recorrido de una estación a otro, y conociendo que el convoy viajaba aproximadamente 25 kilómetros por hora.

Los pasajeros pidieron ayuda al único policía que se encontraba, quien les dijo que denunciaran, pero cada uno decidió irse.

“Nosotros no denunciamos porque se llevaron los bolsos con todo y las identificaciones, y saben nuestros datos personales, entonces hay temor”, indicó uno de las víctimas.

 Los convoyes del Tren Ligero están compuestos de dos carros y la mayoría de los asaltos es por carteristas, es decir, robo sin violencia.

El Tren Ligero tiene 18 estaciones y el tiempo de recorrido de la terminal Taxqueña a la terminal Xochimilco es de 30 minutos.

El tren ligero tiene 20 convoyes, aunque sólo operan 19 porque uno está en Ciudad Sahagún, en Hidalgo.

El cupo en horas de máxima demanda o cuando hay partidos de futbol es de aproximadamente 400 pasajeros en los dos vagones.