Trabajadores de limpia protestan en el Zócalo

Los trabajadores de limpia de la delegación Iztapalapa protestaron por hora y media por el cobro de 80 mil pesos, por parte del secretario general del sindicato, a cambio de nuevas unidades.

Ciudad de México

Trabajadores de limpia de la delegación Iztapalapa protestaron por hora y media en la calle 20 de noviembre, a la altura de Venustiano Carranza, en las inmediaciones del Zócalo capitalino.

Los inconformes protestan porque el secretario general de trabajadores de limpia de la delegación, Hugo Alonso Ortiz, quiere cobrar 80 mil pesos por dar nuevas unidades para recolectar la basura.

Tras bloquear la avenida por alrededor de hora y media, funcionarios del Gobierno del Distrito Federal les ofrecieron a los inconformes una mesa de diálogo a las 10:00 horas, a lo que accedieron y liberaron la vialidad.

En entrevista con Milenio, Julio Miranda, trabajador de limpia de Iztapalpa, dijo que la protesta no interrumpía el servicio y que se trataba de una manifestación pacífica "para que el GDF se entere que nos quieren cobrar por camión".

En entrevista con Adela Micha para Grupo imagen, la secretaria de Gobierno del DF, Patricia Mercado, dijo que las inconformidades de los trabajadores de limpia "son los gobierno delegacionales los que tienen la solución en sus manos".

Banderazo de salida a nuevas unidades

El jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dio el banderazo de salida a los primeros 76 de 195 camiones recolectores de basura con doble caja para separación de residuos que sustituirán a los que tienen más de 30 años de antigüedad.

Luego de felicitar y reconocer al personal de limpia por su labor en la Ciudad de México, el funcionario destacó que las unidades entregadas cumplen con altos estándares de seguridad y operación a fin de evitar riesgos a los trabajadores o pérdida de vidas.

En la explanada del Zócalo, destacó que los 195 camiones se adquirieron con una inversión de 550 millones de pesos, recursos que ofreció mantener en 2016 para el reemplazo necesario de ese parque vehicular, que en algunos casos tiene más de 30 años de antigüedad.

“Muchos de ellos pues los vemos desde las películas y para darnos una idea de cuándo, siempre hago referencia, algunas de Cantinflas, y otras un poco más atrás. Por ahí aparecen los camiones que hoy están circulando en una capital como esta, no podía ser así”, comentó.

Miguel Ángel Mancera subrayó que “tampoco me voy a quedar como ha sucedido, y como se ha hecho, solamente en esta compra: ya cumplí, ya les entregamos camiones nuevos, ahí nos vemos. No, vamos a seguir en la sustitución, vamos a continuar hasta que la flota quede verdaderamente equilibrada en la modernidad”.