Concluye Seduvi restauración de tótem canadiense

El tótem fue donado en 1960 por la embajada canadiense para conmemorar los 150 años de la Independencia de México.
Tótem canadiense.
Tótem canadiense. (Cortesía)

Ciudad de México

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) concluyó la restauración del tótem canadiense que fue donado a México por la embajada de Canadá en 1960.

Esa dependencia  informó que los trabajos se realizaron en coordinación con la Secretaría de Cultura.

Los trabajos estuvieron a cargo de la Autoridad del Espacio Público (AEP), y fueron realizados por el restaurador Andrew Todd, el artista mexicano de alebrijes, Yony Reyes y Thomas Warmiss, quien pertenece a la tribu canadiense Kwakiutl.

Ellos trabajaron durante varias semanas en la rehabilitación de la pieza original, que fue donada para conmemorar el 150 aniversario de la Independencia Mexicana y que ahora se reparó para celebrar los 70 años de relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

Simón Neumann, titular de la Seduvi, explicó que tras la petición del país para restaurar la obra ubicada en la segunda sección del Bosque de Chapultepec, y de la autorización del Comité de Monumentos y Obras Artísticas de Espacios Públicos de la Ciudad de México (COMAEP), los tres artistas curaron la pieza, símbolo de la relación de pueblos aborígenes con fuerzas misteriosas de la naturaleza.

"Durante dos semanas, los especialistas que intervinieron el tótem se dedicaron a remover la pintura para reencontrar los colores originales, quitar animales que habían anidado en el tronco, así como prepararla poniéndole líquidos que la protejan de plagas y deterioro", informó.

"Posteriormente, la restauración se enfocó en volver a pintar la pieza e incluso se invitó a niños que visitaban el Bosque de Chapultepec, para que ayudaran a la restauración del simbólico monumento".

Para evitar riesgos de traslado, todo el trabajo se realizó a un costado del sitio donde lleva 54 años, habilitando una carpa para proteger el tótem de la lluvia y el sol, durante la intervención.

Además de la rehabilitación de la emblemática pieza, se diseñó un soporte especial para colocar el tótem canadiense, que descansará sobre una base de concreto que no dañe la estructura del cedro rojo.

Una vez concluida la restauración, la pieza fue colocada por las autoridades nuevamente en la segunda sección del Bosque de Chapultepec.

"Así, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, la Autoridad del Espacio Público y la Secretaría de Cultura, refrenda el compromiso con la difusión y conservación de obras", informó el funcionario.