Terminan 28 internos del DF programa de desintoxicación

Durante tres meses los reclusos no probaron alcohol o drogas, con lo que lograron graduarse del tratamiento, dio a conocer el subsecretario de Sistema Penitenciario del DF, Hazael Ruíz.
Con la ley aprobada, debe instalarse y funcionar un Consejo Técnico Interdisciplinario, órgano colegiado encargado de determinar las políticas, acciones y estrategias para la mejor funcionalidad de los centros penitenciarios capitalinos.
El programa ya se está aplicando a otro grupo de 70 internos (Milenio-Archivo)

Ciudad de México

Este jueves concluyeron su tratamiento de tres meses sin alcohol y drogas, 28 internos de la Penitenciaría del Distrito Federal, con lo que lograron su graduación.

El subsecretario de Sistema Penitenciario capitalino, Hazael Ruíz Ortega, informó que este grupo de internos pasará al área de postratamiento y luego a población.

"En dos meses estaremos ubicando a estos internos en una zona donde puedan apoyarse mutuamente y donde reciban apoyo psicológico por parte de terapeutas de la Subsecretaría y con el respaldo de grupos AA que continuarán impartiendo terapias grupales", expuso.

Además, manifestó que aunque había casos de tratamiento aislados en la Penitenciaría, esta es la primera vez que se hace de manera grupal y el programa se extenderá a todos los centros.

"Ya trabajan los especialistas con otro grupo de 70 internos que desean desintoxicarse y que se integrarán al tratamiento que brinda la Clínica de Adicciones que opera dentro de la Penitenciaría en las zonas 2 y 4 del Dormitorio 5.

"El encargo del Secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano, es que no dejemos solos a estos internos que desean rehabilitarse y reintegrarse a las actividades culturales, deportivas y laborales del Centro", añadió Ruíz Ortega.

Para entrar a este tratamiento, los internos deben ser valorados por personal clínico especializado formado por psicólogos y técnicos penitenciarios de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario del DF.

Además deben cumplir con dos requisitos principales que son no estar tomando medicamento controlado y que su problema de adicción no los haya llevado a presentar alguna disfuncionalidad con su familia o en su trabajo dentro del Centro.