CdMx "exporta" comedores comunitarios a Tegucigalpa

El gobierno capitalino y el de Honduras acordaron brindar asesoría técnica en materia alimentaria y nutricional.

Ciudad de México

El Gobierno de la Ciudad de México destinó 15 mil euros que recibió de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, para implementar un esquema de trabajo que permita atender la vulnerabilidad y la pobreza alimentaria a través de comedores comunitarios.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno, y Nasry Juan Asfura, alcalde del Distrito Central de Tegucigalpa, Honduras, firmaron una carta de intención entre esa alcaldía y la Ciudad de México, en el marco del Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, para que el gobierno brinde asesoría técnica en materia alimentaria y nutricional.

TE RECOMENDAMOS: CdMx tendrá este año 170 comedores comunitarios más

Además, van a contribuir a mejorar el acceso a la alimentación y seguridad alimentaria en niñas y niños de los centros educativos en Tegucigalpa.

El jefe de Gobierno capitalino destacó la importancia de que se pueda replicar ese programa en otra ciudad del mundo.

“Estaremos replicando nuestros comedores comunitarios en Honduras y nos da mucho gusto que sea Honduras, que sea una ciudad de prácticamente ocho millones de habitantes, como lo es Tegucigalpa, en donde esta práctica de la Ciudad de México encuentre un referente de comunicación y de cooperación y va a ser una retroalimentación muy importante para nosotros”, comentó.


“Este premio que dio la FAO a la Ciudad de México, esta posibilidad de replicar esta tarea en otra ciudad del mundo, hoy será precisamente en Tegucigalpa donde la vamos a realizar, 15 mil euros estarán abonando a esta tarea, y precisamente serán los que recibe esta ciudad de parte de la Ciudad de México con todo el compromiso de trabajo, más que la cantidad de dinero es el impulso que daremos”.

Mancera dijo que en la Ciudad de México se fortalece el programa, que cuenta con 352 comedores comunitarios, ya que les asignan 20 millones de pesos para renovarlos y dar capacitación y tener material.

Además, anunció que este lunes se promulga la Ley de Comedores Sociales, para garantizar el derecho a la alimentación nutritiva y de calidad, “no se van a borrar del mapa de la Ciudad de México, son ley”.


“Estamos aquí dando cuenta de esta promulgación de la Ley de Comedores Sociales, esta ley es un cuerpo normativo, es una ley que ha sido aprobada por unanimidad en la Asamblea Legislativa, apenas en diciembre de 2016, quiere decir que es un cuerpo jurídico que va con todo el impulso y que estamos convencidos de que esta es una de las formas de cambiar nutricionalmente a la Ciudad de México. Los comedores comunitarios tienen una función fundamental de dar alimento sano, alimento accesible”, expuso.

 “Es una tarea de todos los días, es una tarea que por eso estamos impulsando, esta ciudad debería tener muchos más comedores comunitarios, muchos más, solamente por el tamaño, solamente por eso”.

Fernando Soto, representante de la FAO en México, señaló que los comedores comunitarios de la Ciudad de México hacen una contribución al ejercicio del derecho humano a la alimentación, sobre todo porque está estipulada en su Constitución.

Expuso que son un ejemplo para el resto del mundo para promover un sistema alimentario urbano sostenible, ya que brindan acceso a una alimentación adecuada y saludable a la población más vulnerable, lo cual fue reconocido por 130 ciudades.

Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno en la ALDF, indicó que los comedores son un punto de encuentro importante en la Ciudad de México, y los legisladores estuvieron comprometidos con ese programa para hacerlo ley y que no desaparezca con el paso de administraciones.

Señaló que trabajaron de manera coordinada con el Gobierno de la Ciudad de México para garantizar ese derecho a todas las personas.

Juan Nasry Asfura, alcalde de Tegucigalpa, dijo que tienen comedores para niños de 6 a 12 años y ahora con el convenio podrán darles la mejor alimentación nutricional a las personas.

“Todos tenemos un gran reto, un reto gigante de poder resolver todos los problemas que agobian a las ciudades. Somos los responsables del bien común para ayudarle a la gente y poder servir, como lo hacemos ahora”, dijo.


IRH