“Soy taxista de profesión y me siento muy bien”

Sonia Cárdenas se unió a Uber hace año y medio; apenas 2% de la plantilla de empleados de la firma son mujeres.
Nacional Financiera privilegia a las mujeres en la obtención de créditos.
La conductora acepta que enfrentó discriminación en etapas anteriores como chofer. (Jesús Quintanar)

Ciudad de México

A sus 42 años, Sonia Cárdenas se considera una mujer exitosa en un empleo dominado aún por hombres. Ella es conductora ejecutiva de la plataforma de choferes privados Uber y fue la segunda en integrarse a esa red desde el inicio de sus operaciones en la Ciudad de México, hace más de un año y medio.

"Me ha ido muy bien. Me siento bien cuando abordan y exclaman: 'Oh, una chica Uber. Soy una mujer que sabe manejar y que es capaz de desarrollar esta profesión, porque para mí es una profesión", dice Sonia.

Mientras da la explicación, el sistema de localización satelital (GPS por sus siglas en inglés) de su vehículo le indica que un usuario solicita un servicio de transportación y que se ubica a 4 minutos.

Con destreza, maniobra el volante, da vuelta en la calle Cozumel, colonia Condesa, y luego el dispositivo le indica que ha llegado al punto. Desciende del vehículo y amablemente saluda a una joven parada en la acera.

—¿Ana?

—Sí.

—Buenos días, soy Sonia.

Entonces abre la puerta del carro y la invita a subir.

La chofer luce presentable, viste una blusa rosa, pantalón de vestir, zapatos bajos, está bien peinada y con un maquillaje tenue.

—Bienvenida, ¿hacia dónde vamos?

Mientras conduce, Sonia narra que desde hace 20 años trabaja detrás del volante, en ocupaciones para hombre, según le decían.

Al inicio de su vida laboral, Sonia Cárdenas se dedicaba a comercializar productos que recogía y entregaba en su vehículo. Algunos años laboró como repartidora de una marca de pan y también fue taxista, donde padeció la mayor discriminación por el hecho de ser mujer.

En los últimos años, a fin de combinar su profesión de conductora con sus labores de esposa y madre, Sonia buscaba continuamente aplicaciones en su celular que le permitieran contactar pasajeros más rápido y de manera segura, así fue como encontró la aplicación Uber.

"Estuve en los Taxis Rosas alrededor de siete meses. Me gusta el trabajo, pero Uber es otra cosa, en los sitios de taxis hay mucha discriminación. Como eres mujer te dicen que no sabes conducir, que no puedes o no eres hábil y que no tienes la capacidad. Aquí en Uber la verdad es que los usuarios confían en que contratan a personas que están comprometidas con lo que están haciendo", sostiene.

Empleo flexible

Hace un año ocho meses, Uber llegó a la Ciudad de México. De los miles de conductores que ya forman parte de esa plataforma tecnológica, solo entre 1 y 2 por ciento son mujeres, es decir, entre 30 y 40, reveló Ana Paula Blanco, directora de Comunicaciones de Uber Lationamérica.

"De 30 a 40 mujeres siguen siendo pocas; sin embargo, la Ciudad de México es de las ciudades que más mujeres conductoras tiene y la siguiente es Bogotá. Lo que te dice también es que ellas se sienten seguras dando un servicio capacitado, donde además si tienen hijos, es un empleo que les permite tener la flexibilidad de conectarse a la hora que quieran, si las necesita su familia, que se puedan retirar de la plataforma", señaló Blanco.

Debido a la flexibilidad, seguridad e igualdad en ingresos que ofrece esta plataforma a sus socias conductoras, ONU Mujeres y Uber lanzaron una alianza que permitirá reclutar a un millón de mujeres de aquí al 2020 en los países donde Uber tiene presencia.

"Son 53 países, 295 ciudades, y evidentemente el Distrito Federal va a ser una de las ciudades donde el compromiso se ratifica. En su momento, Uber no se enfocó en hacer una plataforma mas segura para mujeres, fue algo que aprendimos en estos cinco años de operación internacional para que las emprendedoras tengan un trabajo flexible y un ingreso digno para sus familias", agregó Ana Paula Blanco.

En las ciudades donde Uber tiene presencia en el país, Guadalajara, Tijuana, Monterrey y el Distrito Federal, la empresa buscará acuerdos con diversas instancias del gobierno para atraer a más mujeres, principalmente jefas de familia, a las filas de esta plataforma.

"Cuatro de cada 10 hogares en este país son liderados por una madre soltera. Entonces tenemos una responsabilidad grande de ofrecer más opciones, donde se sientan más seguras y dueñas de su tiempo", apuntó.

Sonia concluyó el recorrido, y de inmediato su dispositivo le indica que otro pasajero la espera a 6 minutos de dónde se encuentra.

Su marido, que recientemente perdió el empleo, ya comenzó a realizar los trámites para poder integrarse a la misma plataforma, que incluyen exámenes de confianza, pruebas toxicológicas, así como una carta de no antecedentes penales.