Conductor de convoy descarrilado iba sobrio: Ortega

El director del Sistema de Transporte Colectivo Metro informó que el chofer dio negativo en la prueba de alcoholemia por lo que ya se inició la investigación para determinar las causas del incidente.
El director del Metro, Joel Ortega, informó que se inició una investigación para esclarecer las causas del incidente.
El director del Metro, Joel Ortega, informó que se inició una investigación para esclarecer las causas del incidente. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El STC Metro informó que el conductor del convoy que tuvo un incidente en la zona de maniobras del taller El Rosario salió negativo en la prueba de alcoholemia y que el Comité para la Investigación de Incidentes Relevantes ya abrió un expediente para determinar las causas.

En un comunicado, informó que tras el incidente, el director general del Sistema de Transporte Colectivo (SCT), Joel Ortega Cuevas, acudió al taller en El Rosario para conocer lo ocurrido y supervisar las acciones llevadas a cabo por las distintas áreas del organismo.

En tanto, el subdirector general de Operación del STC, Salomón Solay Zyman, detalló que el tren con motrices 221/222, no frenó en forma adecuada y derribó un tope en la parte final de la vía, conocido como "tapón de vía".

Subrayó que el incidente ocurrido en la zona de maniobras, fuera del área de servicios a usuarios, no generó lesiones al conductor, sólo daños materiales en las instalaciones del Metro, pues tampoco hay viviendas cerca del sitio.

Solay Zyman detalló que el Comité para la Investigación de Incidentes Relevantes hará acopio de todos los elementos necesarios de las diversas áreas, a fin de conformar un dictamen en el que se establecerán las causas del accidente y se emitirán recomendaciones.

Comentó que el convoy no alcanzó a detenerse por alguna razón que deberá definirse, por lo cual hizo contacto con el tope de fin de vía, donde finalmente quedó, por lo que se tuvieron que hacer trabajos para deslizarlo de regreso unos metros.

Posteriormente, el tren fue conducido a un taller, donde será revisado para evaluar su situación y resaltó que al conductor se le sometió a una prueba de alcoholemia, en la que el resultado fue de 0.0, lo que implica que trabajaba totalmente sobrio.

Además de los técnicos de distintas áreas del Metro, como Transportación, Mantenimiento, Protección Civil, Seguridad Industrial e Higiene, entre otros, también acudieron representantes de la aseguradora GMX para evaluar los daños, puntualizó el STC.