Nuevo sistema penal, ensayo para saber qué mejorar: TSJDF

El presidente del Tribunal, Édgar Elías Azar, dijo que espera que con el nuevo sistema los casos que pasan a proceso disminuyan.
Este viernes entró en vigor el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio en la Ciudad de México.
Este viernes entró en vigor el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio en la Ciudad de México. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Édgar Elías Azar, consideró que el Sistema de Justicia Penal Acusatorio es “una práctica, un ensayo, una escuela, para mostrarnos a nosotros mismos qué tenemos que fortalecer y qué tenemos que mejorar”.

En entrevista para MVS Radio, dijo que espera que los casos no lleguen al juzgado y que estos no tengan que pasar a proceso.

Consideró que el nuevo sistema “es un esfuerzo brutal por parte del Estado mexicano”, ya que tuvo un costo enorme y de implementación.

"Estamos en la parte fácil, tenemos que aprender, tenemos que observar al Ministerio Público para mostrarles sus tinos y desatinos", dijo.

El jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, consideró que el sistema penal acusatorio “es un reto muy importante”.

También en entrevista para MVS Radio, el mandatario capitalino dijo que la mentalidad de los ciudadanos tendrá que cambiar, ya que “es pasar a un sistema garantista, desde el primer momento debe de haber pruebas, conocer quién y por qué te acusan”.

Indicó que antes de que finalice el año también se implementará en delitos no graves.

“Para la ciudad es dar un paso decisivo, es el mandato constitucional, es la difusión de que la gente conozca las nuevas reglas, en qué les benefician y que vean el cambio de las autoridades”,  mencionó.

Dijo que con el nuevo sistema se da cumplimiento a algo que siempre fue un mandato de la sociedad y que con él se puede llegar a la reparación del daño y a que haya justicia pronta y eficaz.

“En lo esencial habrá una participación del Ministerio Público como órgano regulador, se buscarán con la mediación, la conciliación y una serie de mecanismos, no esperar hasta que un juez dicte sentencia”, precisó.

Adelantó que las personas ya no serán arraigadas, y que solo queda para casos excepcionales, ya que habrá otras medidas precautorias.