Preparan taxistas lucha jurídica contra Uber

Transportistas Unidos de la Ciudad de México anunciaron que frenarán las intenciones de la Secretaría de Movilidad para regularizar a Uber y Cabify, incluso recurrirían a la Suprema Corte.
Los taxistas denunciaron una pérdida hasta del 80% de sus pasajeros
Daniel Medina, vocero de los taxistas, dijo que solo en la Ciudad de México se ha dejado operar a esas empresas. (Ilich Váldez)

Ciudad de México

Transportistas Unidos de la Ciudad de México anunciaron que preparan una lucha jurídica para que la Secretaría de Movilidad no regule el servicio de transportación ilegal que prestan las empresas Uber y Cabify, a las que, afirmaron, no se les ha aplicado la ley por transportar ilegalmente a pasajeros.

Daniel Medina, vocero de los taxistas, dijo que solo en la Ciudad de México se ha dejado operar a esas empresas, pues en otras ciudades de Estados Unidos y Europa las están combatiendo por operar fuera de la norma del transporte y de sus leyes vigentes.

En conferencia de prensa a las afueras del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Medina pidió que no se dejen violentar leyes de la Ciudad de México, pues lo que se debe hacer es cumplirlas.

"Se sabe que en los próximos días el secretario de Movilidad, Rufino H. León, realizará una propuesta para la regularización de los taxis conocidos como Uber y Cabify y de hacerlo, la violación al estado de derecho la estarían fomentando las propias autoridades, como ha ocurrido hasta el momento al dejar que operen de manera ilegal", aseguró.

Afirmó que estarán en pie de lucha y llegarán a las últimas consecuencias como es llevar el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a través de un recurso de inconstitucionalidad.

"Pondremos un a las intenciones de la jefatura de Gobierno de hacer entrar a Uber y Cabify, cuando en el resto del mundo la están combatiendo jurídicamente y se han llevado acciones en su contra por ilegalilidad", dijo.

Ignacio Rodríguez, representante de Taxistas Regulares, añadió que este tipo de empresas dan servicio ilegal en todos sus sentidos, al no pagar impuestos, carecer de concesión y violar las normas vigentes.

Explicó que estas empresas no se responsabilizan por daños producidos por mal uso del servicio ni por ningún acto, acción, comportamiento, conducta o negligencia por parte del proveedor del transporte y revelaron una de las cláusulas donde se dice que "la responsabilidad total no superará, en ningún caso, la cantidad de 500 Euros o su equivalente en la divisa en que se realizó el pago".

Las empresas rompen con las normas de protección de los datos personales, pues en su servicio se indica que tendrán el derecho no exclusivo y libre de cánones para usar, copiar, distribuir y revelar a terceros todo el contenido del usuario para cualquier fin, por cualquier medio y en todo el mundo.

"No se está dando cumplimiento del Estado de Derecho, el que se realiza acatando las leyes que en cada caso concreto emite el poder legislativo del Distrito Federal, único facultado para expedir las leyes que van a normar y regular la vida de los ciudadanos en el Distrito Federal y que el Gobierno tiene que hacer valer.

"En los estados de Kansas, Nevada y Oregón en los Estados Unidos se ha determinado la ilegalidad de Uber y la han prohibido, lo mismo que en otros países como Suiza, Bélgica, Alemania, Canadá, España, la India y Brasil, entre otros", concluyó.