Se encadena a rejas de Segob para denunciar acoso laboral

El presidente del sindicato de la Secretaría de Gobernación se encadenó a las rejas de esa dependencia para protestar por supuesto acoso laboral de un organismo de la Comisión Nacional de Seguridad.
Cinco personas, entre ellas dos mujeres, se manifestaron en la entrada de la Secretaría de Gobernación para denunciar el supuesto acoso laboral y sexual por parte de un órgano que pertenece a la Comisión Nacional de Seguridad.
Cinco personas, entre ellas dos mujeres, se manifestaron en la entrada de la Secretaría de Gobernación para denunciar el supuesto acoso laboral y sexual por parte de un órgano que pertenece a la Comisión Nacional de Seguridad. (Gabriel Ortega)

Ciudad de México

Un grupo de trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Gobernación protestó en la sede de esa dependencia por supuestos tratos injustificados y acoso laboral del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS).

El presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Secretaría de Gobernación, Abraham Flores Rojas, se encadenó a las rejas de la dependencia exigiendo que las autoridades resuelvan su demanda de cesar el acoso laboral a los integrantes de la representación sindical.

Dijo que un tribunal ya ordenó a Gobernación al pago de cuotas sindicales y cuando acudió en busca de resolver el diferendo con la dependencia, sólo le mandaron a una mesa de negociación en la OADPRS, órgano que pertenece a la Comisión Nacional de Seguridad.

"Allá lo que hicieron es seguirme, ponerme marca personal, quitarme el salario, levantarme un acta y quererme desaparecer, creo que ya estamos cansados de esta situación y se tiene que resolver conforme a derecho y pacíficamente, respetando nuestros derechos como personas, nuestros derechos como trabajadores y sobre todo deben de garantizar que mi vida no la van a tomar por la fuerza ellos", dijo el sindicalista.

La oficial en prevención penitenciaria Natalia Méndez, otra de las protestantes, dijo que en diversos centros federales de readaptación social, los trabajadores exigen horario laboral justo, que no se les hostigue y que nos se les humille cuando las autoridades escuchan sus peticiones.

Dijo que no tienen uniformes, trabajan día y medio y descansan la mitad de un día, y, acusó, que después de protestar han sido re adscritos a penales lejanos.