El SAT no encontró nada ilegal: 'Lord Ferrari'

El empresario Alberto Sentíes reiteró que no tiene nada que temer ya que su familia entregó a los visitadores la documentación que acredita la legalidad de sus bienes.

Ciudad de México

El empresario Alberto Sentíes Palacio, conocido en redes sociales como Lord Ferrari, dijo que los visitadores del Servicio de Administración Tributaria que acudieron a su casa no encontraron nada que no estuviera declarado.

En entrevista con Azucena Uresti para Milenio Televisión, Sentíes dijo que los visitadores del SAT se comportaron de manera agresiva con su familia y que les dieron acceso a la casa hasta que se identificaron.

“En primer instancia llegaron agresivos, jaloneando a mi esposa estando mis hijos presentes, no quisieron identificarse, no dieron sus nombres. Posteriormente, regresaron y se les dio acceso cuando ellos ya se identificaron”, dijo Sentíes.

El empresario dijo que los visitadores revisaron los autos, mercancía que pensaba que estaba en el inmueble, finalmente vieron que todo estaba en orden y toda la documentación que acredita la legalidad de los bienes se les entregó.

Sentíes dijo que la visita forma parte de la persecución y denunció la forma de haber entrado a su casa, sin respetar a su familia y sin identificarse.

El empresario reiteró que no tiene nada que temer, ya que el supuesto fraude por el que es acusado es mentira. Sin embargo, no quiso confirmar si se encontraba fuera del país, ya que no hay un ambiente jurídico y legal hacia su persona.

Aseguró que se presentará ante las autoridades cuando haya un ambiente justo.

Concluimos el proceso: SAT

El titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, afirmó que los documentos que mostró Sentíes sobre sus automóviles son legales, por lo que concluyó la investigación realizada por la dependencia.

Personal del SAT acudió al domicilio de Sentíes para averiguar si sus vehículos tenían una procedencia legal, ya que ninguno se fabrica en el país.

“Con toda la información que nos entregaron, pudimos acreditar revisando las bases, que pagaron sus impuestos, pedimentos, facturas. Todo está legalmente. En esa parte de los procesos, se agotó la diligencia”, explicó en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

Núñez detalló que no era una orden de cateo sino una de revisión de mercancía.

“Se trata de una orden de verificación de mercancía que presumimos que tiene origen extranjero. Se trata de vehículos que no se fabrican en México”, dijo.