Conductores ebrios perderán licencia e irán a rehabilitación

Nuevo reglamento considera no autorizar una nueva licencia si la persona que manejó en estado de ebriedad no comprueba su rehabilitación a través de una institución pública o privada.

México

Las personas que conduzcan en estado de ebriedad en el Distrito Federal perderán la licencia de conducir por un año y estarán obligados a someterse a tratamiento contra las adicciones.

Así lo estipula el nuevo Reglamento de Control Vehicular, que será publicado en breve en la Gaceta Oficial y del cual MILENIO tiene copia. También considera no autorizar una nueva licencia si la persona que manejó en estado de ebriedad no comprueba su rehabilitación a través de una institución pública o privada.

Además, de acuerdo con el capítulo Suspensión y Cancelación de la Licencia, al conductor que cometa esa falta por segunda ocasión en menos de un año, la mica se le cancelará por tres.

Si hay una tercera falta, la sanción será definitiva; lo mismo ocurrirá cuando una persona maneje y genere un accidente y no cuente con póliza de seguro vigente, o tenga una y no acceda a reparar el daño.

En el reglamento, que forma parte de la nueva Ley de Movilidad, se indica también la pérdida de la licencia de conducir a través del sistema de puntos negativos.

Cuando un conductor acumule 12 penalizaciones en menos de un año perderá la mica por seis meses o un año, dependiendo la resolución de la Secretaría de Movilidad.

Quienes estén por llegar al límite de las penalizaciones obtendrán puntos positivos con cursos de educación y seguridad vial que duran 36 horas, o hacer trabajos a favor de la comunidad por ese mismo tiempo.

Los puntos negativos tendrán vigencia de un año a partir de la fecha en que se levante la boleta de infracción.

Protección

De acuerdo con el nuevo Reglamento de Tránsito, los ciclistas y peatones serán protegidos con multas para los automovilistas que invadan sus espacios, no los respeten o afecten su preferencia de paso.

Las multas varían: por no respetar la preferencia de paso de un peatón la sanción alcanza hasta 10 veces la unidad de cuenta de la Ciudad de México, lo que equivale a 690 pesos.

Los automovilistas no podrán pararse en ciclovías o espacios de ciclistas, motocicletas y discapacitados, para ascenso y descenso de personas, porque se sancionará con corralón para el vehículo y una multa de más de 2 mil pesos.

En caso de tratarse de un microbús, autobús o taxi la pena será de 5 mil 520 pesos.