Viable, salario superior a la inflación, señala BBVA

El país tiene margen de maniobra para enfrentar ese medida, que permitirá abatir los índices de pobreza, dice el economista en jefe de la institución. Habrá un efecto similar a la reforma fiscal.
Los asaltantes huyeron en un auto blanco con 55 mil pesos.
Tendría un efecto similar al de la reforma fiscal (Milenio Digital/Archivo)

Ciudad de México

La economía mexicana tiene margen de maniobra para resistir un aumento al salario mínimo sin tener afectaciones en la generación de empleo o generar inflación, aseguró Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, quien añadió que esa decisión sería una herramienta para combatir la pobreza.

En conferencia de prensa, el directivo de la institución bancaria se refirió a las advertencias sobre los supuestos efectos negativos que traerá esta propuesta y afirmó que hay ejemplos a escala mundial, incluso el caso de Estados Unidos, donde se incrementó el salario y ocurrió lo mismo con las plazas de empleo.

Sobre el eventual descontrol por presiones inflacionarias (precios al alza debido a la mayor demanda), Serrano explicó que llevar los sueldos mínimos más allá de la inflación solo tendrá una repercusión parecida a la de la reforma fiscal, es decir, un único aumento que se corregirá con el tiempo.

"Un incremento al salario mínimo por arriba de la inflación generará lo mismo que ocurrió con la reforma fiscal: un impacto en la inflación de una sola vez, pero una vez que es que asimilado no cambiará la trayectoria de largo plazo de los precios", precisó.

También aseguró que de implementarse el incremento a los salarios mínimos, esta herramienta se puede ser clave para combatir la pobreza que afecta a las familias mexicanas.

"Quien tiene un salario mínimo está en situación de pobreza, y si se logra aumentar sin que repercuta en el empleo, se podrá combatir" el fenómeno de la marginación.

No obstante, el economista en jefe de BBVA Bancomer advirtió que México es un "caso particular" en el mundo, toda vez que el salario mínimo oficial sirve como unidad para calcular ciertos indicadores, como créditos hipotecarios o multas, las cuales también aumentarán de la mano de los ingresos.

En la presentación del estudio "Situación México", el directivo propuso que antes de discutir cualquier alza salarial, es más importante llevar estos elementos a un esquema que refleje mejor las condiciones económicas del país, incluida la inflación.

Hay evidencia de que en las últimas décadas ha habido un deterioro muy importante en el poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos en términos reales, por ende, un aumento de una sola vez puede corregir parte de ese atraso acumulado, indicó Serrano.

De acuerdo con cifras oficiales, en la zona centro del país el salario mínimo es de 67.29 pesos diarios; sin embargo, en los últimos 40 años ha perdido alrededor de 60 por ciento de su poder de compra, mientras en países como Argentina, Brasil, Cuba y Ecuador se ha incrementado en el mismo periodo.

Ante esta situación, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, propuso un alza para llevar el salario mínimo hasta 80 pesos diarios, medida que ha generado críticas de especialistas y funcionarios en el sentido de que la medida traerá riesgos inflacionarios.

CLAVES:

- En su momento, la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal), señaló que México es uno de los países de la región donde el salario mínimo no ha mostrado signos de recuperación en la última década.

- Tras el informe de la Cepal, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal, propuso un aumento al salario mínimo donde pasará de 67.29 pesos a 80 pesos diarios, a partir de 2015.

- Diferentes actores económicos, entre ellos el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, han alertado sobre efectos negativos como aumento de la inflación e informalidad.