Lleva Mancera plan sobre salarios a gobernadores

El informe será elaborado por especialistas con los cinco puntos de acuerdo alcanzados en el foro sobre salarios mínimos organizado en el Distrito Federal.
Los especialistas consideraron factible aumentar el salario mínimo.
Los especialistas consideraron factible aumentar el salario mínimo. (Especial )

Ciudad de México

El Gobierno del Distrito Federal presentará a mandatarios estatales y a instancias federales un documento elaborado por especialistas con las conclusiones del foro sobre salario mínimo.

El secretario de Desarrollo Económico del DF, Salomón Chertorivski, dijo que el informe estará listo a fin de mes para que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, lo presente a la Conferencia Nacional de Gobernadores, a la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y al Congreso de la Unión.

Una de las conclusiones del Foro Internacional: Salarios Mínimos, Empleo, Desigualdad y Crecimiento Económico destaca que la Conasami y el Congreso de la Unión serán las instancias sobre las cuales deberá ser procesada la nueva política de salarios mínimos en el país.

Otros puntos

-Desvincular al salario mínimo de otras prerrogativas económicas como multas, sanciones, exenciones, y determinaciones de precios.

- El aumento al salario mínimo debe tener como prioridad, rebasar la línea de pobreza del trabajador, "todas las exposiciones y todas las experiencias de otros países muestran que este es el horizonte obligado en la primera etapa y están dadas las condiciones institucionales para que esta meta sea establecida con rigor técnico gracias al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)".

- La trayectoria de recuperación deberá ser monitoreada y el seguimiento correr a cargo de una estancia confiable y técnicamente solvente.

- Debe quedar claro que esta política debe iniciar con el universo de los que menos ganan, una estrategia de recuperación en los salarios mínimos circunscrita estrictamente a quienes todavía hoy reciben un ingreso de 67 pesos.

Aumento de 20% quebraría la economía: CNSM

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasamin) consideró que si se pretende elevar 20 por ciento el salario base de los trabajadores, provocará el quebranto de la economía, echaría por la borda la reforma fiscal, eliminaría las pequeñas empresas y subsidios, incrementaría la informalidad y duplicar al doble los ingresos de los partidos políticos, que actualmente son de 3 mil 100 millones de pesos.

“Si se incrementara el salario mínimo al doble, entonces los efectos que se tendría es que el gobierno federal dejaría de percibir alrededor de 70 mil millones de pesos, y si lo duplicamos, nos iríamos a 140 mil millones. Esto anularía la reforma fiscal”, dijo Basilio González, presidente de la Conasamin (quien reconoció ganar 2 millones de pesos anuales).

González consideró que políticamente resulta atractivo proponer ese incremento, pero la realidad es que la industria privada, que no es alma de la caridad, elevaría los precios de sus productos y al no ser rentable se van a ir del país, generado mayor desempleo e impactando negativamente la economía.

Tomás Natividad, presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y Francisco Lelo de Larrea, del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, plantearon que antes de pensar en elevar el salario hasta 170 pesos al día, se debe de corregir la insuficiente inversión pública en México, la baja productividad -ocho veces menos que EU y Europa- y la carencia de mano de obra calificada.

Natividad dijo que además se carece de infraestructura y de transporte eficiente, que permitan el crecimiento empresarial, en tanto que se sufre de corrupción e inseguridad.

En el Foro Internacional Salarios Mínimos, líderes sindicales, empresarios y funcionarios públicos consideraron que la propuesta de desvincular el salario mínimo de los índices macroeconómicos debe de someterse al consenso de todos los involucrados y contar con un verdadero estudio de impacto sobre lo que representará para el país eliminar esa unidad de medición económica.

Sin embargo, Basilio González, presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, explicó que es atribución del Poder Legislativo y del Presidente de la República una reforma de tal magnitud.

“Si se desvincula el salario mínimo se va avanzar en la recuperación de la percepción salarial” y aclaró que esta unidad de medición está asociada a 145 ordenamientos jurídicos, con por lo menos 871 artículos que rigen las legislaciones de toda la economía nacional, la federal, estatal y municipal.

Ha servido de unidad de medición económica para fijar multas, calcular los montos de las jubilaciones y pensiones, otorgar créditos del Infonavit, la cantidad de recursos públicos que destinará el Instituto Nacional Electoral a cada partido político con base a la cantidad de representados. “Uruguay desvinculó de todo los salarios mínimos y logró mejoras”.

En México, aclaró, “la posición de desvincular los salarios mínimos de todas las referencias legales, implicará desvincular las prerrogativas de los partidos políticos de manera constitucional, eso es esencial”.

Desvinculación necesaria

Francisco Hernández Juárez, presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores, explicó que es necesaria esa desvinculación, “porque ha representado un lastre para mejorar los ingresos de los trabajadores mexicanos, nada garantiza que en automático se van a mejorar los ingresos de la clase trabajadora”.

Agustín Sánchez, de la UNT, aseguró que sería conveniente en este proceso desaparecer a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, que resulta muy onerosa, 28 millones de pesos para realizar estudios y elevar el salario dos pesos anuales a los trabajadores.

Por su parte, José Luis Carazo, representante ante la CTM, de la CNSM y del Comité Técnico del IMSS, planteó que lo deseable es que el salario crezca de manera real, en virtud del servicio que presta el trabajador; sin embargo, la medición de salario mínimo está estrechamente vinculada.

“Sí es viable desvincular el salario de las percepciones de los trabajadores, si todos los actores políticos se ponen de acuerdo; ahora, la otra posibilidad que existe, que es larguísima, es homologar todos los ordenamientos jurídicos a nivel federal, la gran cantidad de leyes estatales, municipales, para que esa unidad, el salario mínimo, deje de ser usado como referente económico”.

Además rechazó que haya un proyecto cuando solo se ha “tenido una plática y nada más. Se invitó a una serie de personas que tienen contacto con los salarios, como son los sindicatos, empresarios, algunos estudiosos del tema y, por supuesto, participó el gobierno. Se está haciendo una relatoría para dar pasos, pero esto no quiere decir que ya se estén dando los trabajos de desvinculación”.

Eduardo Martín del Campo, del Congreso del Trabajo, criticó que los empresarios hayan “secuestrado” el salario, con el argumento de recesión económica, y solo han perpetuando el “esclavismo y la pobreza”, acrecentando la informalidad.