Declaran con muerte cerebral al padre Machorro, atacado en Catedral

El sacerdote está internado en terapia intensiva en el Hospital de Nutrición.
El sacerdote Miguel Ángel Machorro, quien fue apuñalado el 15 de mayo en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México
El sacerdote Miguel Ángel Machorro, quien fue apuñalado el 15 de mayo en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El sacerdote Miguel Ángel Machorro, quien fue apuñalado el 15 de mayo en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, fue declarado con muerte cerebral ayer en el Hospital de Nutrición.

El vocero de la Arquidiócesis, Hugo Valdemar, explicó que el padre Machorro sigue internado en terapia intensiva y que sigue respirando, aunque "la muerte cerebral es irreversible".

"Se debe esperar hasta que el corazón deje de latir", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula.

TE RECOMENDAMOS: Atacante de sacerdote tiene trastorno de identidad: PGJ

Ayer por la tarde, el cardenal Norberto Rivera pidió rezar por el sacerdote, además, agradeció a las autoridades de Salud los esfuerzos por salvarle la vida y pidió a los fieles elevar sus oraciones a Dios.

La Catedral Metropolitana publicó en su cuenta de Twitter: "Lamenta el sensible fallecimiento del padre José Miguel Machorro Alcalá, quien fuera atacado cobardemente el pasado 15 de mayo en el interior de esta santa iglesia Catedral, clero, empleados, colaboradores y amigos nos unimos a la pena que embarga a la familia y elevamos una oración por su descanso eterno".


Personal médico del Hospital General de Tehuacán, Puebla, había reportado previamente que el párroco se encontraba sumamente delicado, debido a un problema intestinal de carácter infeccioso, lo que provocó inflamación de órganos, presión baja y distensión del intestino al punto de la parálisis.

Horas antes fue declarado con muerte cerebral y sólo se esperaba que el corazón del cura se agotara y dejara de latir, informó Elida Roque, médico de terapia intensiva del Hospital Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán, donde fue internado el martes de esta semana.

El 1 de agosto, Machorro abandonó el Hospital General de Tehuacán, Puebla, para ser trasladado en helicóptero al nosocomio en Ciudad de México, a fin de que fuera atendido por problemas de desnutrición que presentaba, y posteriormente a nivel neuronal, donde se encontraba la raíz de las complicaciones de salud.

La Arquidiócesis dio a conocer que personal médico del hospital de Tehuacán había informado previamente que Machorro se encontraba sumamente delicado.

El 15 de mayo, antes de concluir la misa de las 18:00 horas en la Catedral Metropolitana, el párroco fue atacado con arma punzocortante por Juan René Silva Martínez, quien está recluido en el centro varonil de rehabilitación psicosocial.