Analizan efectos de la revocación de mandato

Especialistas plantean que con esa figura, además de lo positivo de calificar a gobernantes, también puede dar paso a la revancha política o al populismo y la irresponsabilidad.
El consejero electoral capitalino Pablo Lezama y Fernando Tuesta, catedrático de la Pontificia Universidad Católica de Perú, plantearon las derivaciones de la figura de revocación de mandato.
El consejero electoral capitalino Pablo Lezama y Fernando Tuesta, catedrático de la Pontificia Universidad Católica de Perú, plantearon las derivaciones de la figura de revocación de mandato. (Tomada de Twitter @I_E_D_F)

Ciudad de México

El consejero Pablo Lezama, del Instituto Electoral capitalino, señaló que la figura jurídica referente a la revocación del mandato se ha presentado como una gran solución a problemas; sin embargo, ésta debe ser analizada a profundidad, “pues podría ser un instrumento de revancha política”.

En el marco del “Segundo Curso de Observación Electoral Subnacional. Ejercicios de democracia directa”, dijo que esto también podría “ser un mecanismo para incrementar la popularidad de gobernantes en determinados contextos”.

TE RECOMENDAMOS: Destacan que se podrá echar a malos funcionarios de la CdMx

Fernando Tuesta, catedrático de la Pontificia Universidad Católica de Perú, afirmó que se le puede ver como el mecanismo perfecto para cuestionar al poder, pero resaltó que en “países donde la política y los partidos están desprestigiados, en donde apenas se elige a alguien y se le quiere sacar de inmediato, puede ser un terreno muy fértil para el populismo y la irresponsabilidad.

“La figura nace del discurso antipolítico y antipartido, se ha incorporado a los sistemas representativos democráticos en muy pocos países, siendo Perú donde más se ha utilizado, al intentar remover a cinco mil 303 autoridades regionales y municipales, concretándose mil 737 casos”, detalló.

La directora regional en México del National Democratic Institute, Keila González, sostuvo que esta tarea implica una preparación, incluso de años previos a la jornada electoral, y requiere de tiempo, recursos y mucho trabajo.

Mencionó que ante un caso de revocación de mandato, que con frecuencia se da más en el nivel subnacional, la observación ciudadana debe ser imparcial y tomar en cuenta los derechos del votante, pero también los de las personas a quienes se les va a iniciar ese proceso.

MSP