No más baches en el DF

El GDF presentó su programa de bacheo y recuperación de la carpeta asfáltica con el que planea repararán los daños en el pavimento de 966 colonias de la ciudad.

Ciudad de México

El gobierno del Distrito Federal reparará los baches y daños en el pavimento de 966 colonias, con un presupuesto de 300 millones de pesos, dinero que le fue asignado por parte de la federación a través de un fondo para infraestructura.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, señaló que el dinero solo se va a aplicar en repavimentación en delegaciones como Azcapotzalco y Miguel Hidalgo, donde se dará mantenimiento a 110mil metros cuadrados a cada una; Álvaro obregón con 14 mil, Coyoacán e Iztapalapa con 70 mil, Iztacalco con 48 mil, Tláhuac y Xochimilco con 23 mil.

Gustavo A. Madero con 85 mil, Magdalena Contreras con 30 mil, Benito Juárez con 25 mil, Cuajimalpa con 48 mil, Tlalpan y Cuauhtémoc con 36 mil, Y Venustiano Carranza 4 mil, y los restantes en las demás demarcaciones para llegar a 605 mil metros de intervención.

"La ciudad que queremos construir, que es una ciudad inteligente, una ciudad moderna, una ciudad digital, no puede ser posible, si no reforzamos la infraestructura, y esta infraestructura se vuelve básica.

"Quiero decirles que ésta es solo una parte del anuncio de toda una estrategia que vamos a estar implementando en la ciudad, donde el trabajo con las jefas y jefes delegacionales se vuelve fundamental, con ellos estamos analizando esa demanda, estamos dándole continuidad a la atención y vamos a utilizar materiales de primera calidad".

Mientras que Fernando Aboitiz, director de la Agencia de Gestión Urbana (AGU) señaló que de las 966 colonias, 322 requieren atención inmediata.

Indicó que se decidió a qué colonias darles atención inmediata por la demandas ciudadanas recibidas a través del 072, a donde llegaron cada una de las peticiones.

En el evento de presentación, realizado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Aboitiz también señaló que con esa inversión se realizarán trabajaos en los diez cruceros más peligrosos donde se colocarán reductores de velocidad y se realizarán adecuaciones geométricas que permitan mayor seguridad para los peatones y disminuir el número de accidentes.