Piden cambio de estrategia en Secretaría de Cultura del DF

Tras la renuncia de Lucía García Noriega, el diputado priista Fernando Mercado indicó que se necesita regresar a la ciudad a su "carácter natural de capital cultural del país".
Lucía García Noriega (Archivo)
Lucía García Noriega (Archivo) (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Secretaría de Cultura del Distrito Federal requiere de manera urgente un cambio de rumbo que garantice el respeto de los derechos culturales de los capitalinos, consideró el diputado local Fernando Mercado Guaida, del PRI.

Tras la renuncia de Lucía García Noriega como titular de dicha dependencia, el presidente de la Comisión de Cultura en la Asamblea Legislativa planteó la necesidad de que las políticas culturales se construyan a partir de los principios de gobernanza democrática, con la participación activa de la sociedad civil.

El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló que esa renuncia surgió como resultado de un proceso de consulta y de toma de opinión de los diferentes sectores culturales de la ciudad.

Expresó que "celebramos la salida de García Noriega de la Secretaría de Cultura del DF, si bien reconocemos que tiene una trayectoria importante en el ámbito cultural, se necesita a alguien que conozca de la administración pública y que quiera generar consensos y no que de manera autoritaria y vertical" impulse su propia agenda.

Recalcó la importancia de que el jefe de Gobierno piense en la Secretaría de Cultura como una posición que logre generar consensos en la búsqueda de un plan de trabajo plural, tomando en cuenta las diferentes opiniones del sector "y no se deje convencer por las dos o tres voces que lo aconsejan en este tema".

El 3 de diciembre del año en curso, recordó, se envió una carta dirigida al jefe de Gobierno, en la cual se expresa solidaridad con los miembros del sector cultural que convocaron a una movilización para ese mismo día exigiendo la destitución de García Noriega.

Dijo que en la misiva manifestó su preocupación por la creciente desaprobación de la comunidad cultural derivada de las acciones de la titular, entre los aspectos que provocaron descontento destaca la separación del Consejo de Pueblos y Barrios Originarios del Distrito Federal de la Secretaría de Cultura.

Así como la cancelación del proyecto de Orquesta Filarmónica Juvenil Ollin Yoliztli, la falta de seguimiento para el correcto funcionamiento del PROCINE-DF, los despidos injustificados de decenas de funcionarios, así como la desatención a demandas de la comunidad.

"Esperamos que a partir de ahora contemos con una política clara en materia cultural, que en primer lugar corrija lo que se ha hecho en este año y que ponga en acción lo que se dejó de hacer", agregó.

Al respecto, se refirió a los programas, los eventos, los festivales que se hacían antes y que simplemente se borraron, "que tengamos un programa claro que le regrese a la Ciudad de México su carácter natural de capital cultural del país", concluyó.