Requiere certeza inversión en transporte público: AMTM

Debe haber acuerdo con los transportistas, una tarifa "altamente competitiva" y certeza jurídica, dijo el presidente de la Asociación Mexicana del Transporte y Movilidad (AMTM), Jesús Padilla.
Jesús Padilla, presidente de la Asociación Mexicana del Transporte y Movilidad, en el 11 Congreso Internacional de Ciudades y Transporte "Hacia un mundo sustentable",
Jesús Padilla, presidente de la Asociación Mexicana del Transporte y Movilidad, en el 11 Congreso Internacional de Ciudades y Transporte "Hacia un mundo sustentable", (Ilich Valdez)

Ciudad de México

Para renovar el transporte público en la Ciudad de México es necesario concretar los proyectos conforme a lo planeado, con certidumbre jurídica y sin los compromisos personales que retrasan la modernización del transporte público de pasajeros, dijo Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Asociación Mexicana del Transporte y Movilidad (AMTM).

El dirigente mencionó que la transformación del transporte requiere de dos cosas fundamentales: el fortalecimiento institucional y que la autoridad invite a los operadores del transporte a discutir el tema de una manera seria y segura.

En su participación en el 11 Congreso Internacional de Ciudades y Transporte "Hacia un mundo sustentable", organizado por CTS Embarq, aseguró que la Ciudad de México ha buscado mecanismos de mejoramiento, pero otros se han alargando en la discusión para lograr ese cambio y tomar una decisión que resuelva los problemas de movilidad en la capital.

“Debe haber acuerdo con todos los transportistas, hay que plantear una tarifa altamente competitiva y en un lapso de 2 o 3 años estaremos con la renovación de 100 por ciento de la flota”, expuso.

El presidente de la AMTM insistió en que los transportistas requieren la seguridad jurídica de los contratos y tiempos concretos para no quedarse con proyectos atorados durante años.

“Es lamentable que la acción o inacción de las autoridades repercute de forma directa en las inversiones, pues las tarifas no logran cubrir los costos de renovación del transporte.

"Y la falta de certeza jurídica golpea a los inversionistas con proyectos detenidos de forma indefinida, por lo cual estimo indispensable incentivar el fortalecimiento de las instituciones con actores mucho más competentes, como fue en la anterior administración”, manifestó.

“Requerimos dos cosas, recursos para la inversión de la flota cuya tecnología es más cara. Y luego, que sobre los costos de operación tengamos suficientes recursos en la tarifa para tener un vehículo de alta tecnología que preste un servicio de alta calidad.

"Esos componentes hacen muy complicado que el proceso de transformación se acelere”.

Cuando los operadores quieren ir más rápido en la renovación del parque vehicular, expuso, los tomadores de decisiones parecen tener otras variables en mente, como la falta de acción en la que cayó la gestión anterior de la Secretaria de Movilidad, encabezada entonces por Rufino León Tovar y Verónica Pinto.

Con la ponencia “Modelos económicos y financieros: columna vertebral para la transformación del transporte”, dijo que las economías de escala no alcanzan para subsanar los costos de la implementación de nueva tecnología en los vehículos públicos y menos aun cuando el modelo de gestión opta por el establecimiento de tarifas congeladas.

“No hay una política clara en materia de quien paga el sobreprecio del costo tecnológico. No podemos pensar en autobuses de primer mundo con tarifas de tercer mundo”, insistió.