Rehabilitan embarcadero de Atenco, en Xochimilco

Con apoyo de la Secretaría de Ciencia, se conectó la planta de tratamiento de San Pedro Actopan con el embarcadero. La zona chinampera de San Gregorio Atlapulco tendrá agua de calidad para riego.
Con la rehabilitación del embarcadero Atenco, en Xochimilco, que ahora provee agua de riego de calidad, se beneficiarán 250 productores de vegetales y otros 800 de manera indirecta, informó la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del GDF.
Con la rehabilitación del embarcadero Atenco, en Xochimilco, que ahora provee agua de riego de calidad, se beneficiarán 250 productores de vegetales y otros 800 de manera indirecta, informó la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del GDF. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Con el fin de llevar agua de calidad para riego a la zona chinampera de San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco, la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti) capitalina invirtió cinco millones de pesos en la rehabilitación del embarcadero de Atenco.

La obra, en la que participó el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), consistió en conectar la planta de tratamiento de San Pedro Actopan con el embarcadero.

Con esta modernización se beneficiará de manera directa a 250 productores de vegetales y alrededor de 800 de manera indirecta, informó la dependencia local.

La obra incluyó 4.5 kilómetros de tubería y placas de orificios para disminuir la velocidad y presión del caudal, detalló la investigadora de la UNAM, Rosario Iturbide Argüelles, durante la inauguración de la rehabilitación del embarcadero.

Esta construcción evitó problemas hidráulicos en la tubería, ya que San Pedro Actopan está a 130 metros por arriba de la zona chinampera, explicó la especialista.

Iturbide Argüelles dijo que hace un año el canal tenía sedimentos y agua estancada contaminada, pues presentaba 24 mil coliformes -microbios patógenos- por 100 mil mililitros, de acuerdo con estudios hechos por los investigadores.

Esta situación se contrarresta con la instalación de la tubería que va desde la planta tratadora hasta el embarcadero, pues permite integrar agua tratada de buena calidad para el cultivo a los canales y que el caudal tenga movilidad.

Con la instalación de la tubería se hicieron zanjas y se colocaron tres válvulas de seccionamiento para poder operar la red en caso de fuga o de algún desperfecto, sin tener que cerrar toda la línea.

Se hicieron pruebas para garantizar que la tubería no tuviera fugas de agua.

La planta de tratamiento tiene un sistema aerobio que produce hasta 60 litros por segundo, pero en este momento genera 40, de los cuales 30 se conducen a ese embarcadero y los 10 restantes llenan pipas en la zona de Milpa Alta, puntualizó Iturbide Argüelles.

Esta obra forma parte del proyecto para rehabilitar los canales de Xochimilco, San Gregorio y San Luis Tlaxialtemalco, que se elabora en conjunto con la Seciti desde 2013, mencionó la funcionaria.

Entre otros proyectos, se prevé uno para mejorar la calidad del agua en el Canal Nacional y el monitoreo del agua de los más de 200 kilómetros de canales de Xochimilco.

“Llevamos aproximadamente la mitad del monitoreo de los canales y el resultado obtenido hasta ahora es que el principal contaminante son los microorganismos patógenos por las descargas de aguas residuales”, dijo Iturbide Argüelles.

“Pero el monitoreo no ha encontrado concentraciones importantes de metales pesados ni plaguicidas”, agregó.