Piden considerar regulación de trabajo sexual en reformas del DF

El jefe delegacional de Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, dijo que la reforma política, que ahora se encuentra detenida, debe contener un capítulo especial para atender a grupos vulnerables.
La comunidad LBGT reclama que fue una arbitrariedad.
(Milenio Digital)

Ciudad de México

La reforma política para el Distrito Federal deberá considerar la legalización del  trabajo sexual en la Ciudad de México, propuso el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Alejandro Fernández. 

Durante el  Foro sobre la reforma  política para el DF, el funcionario aseguró que la reforma que aún se encuentra detenida, debe contener un capítulo especial para atender a los grupos vulnerables, entre estos los que practican el trabajo sexual como una forma de trabajo.

El funcionario añadió que la regulación del trabajo sexual y la construcción de políticas públicas a favor de la población en situación de calle son dos líneas que debe considerar la nueva  reforma en caso de ser aprobada.

Durante el foro al que asistieron la activista Marta Lamas; la cuarta visitadora de Derechos Humanos del DF, Alma Liliana Mata; la representante de la Secretaría del Trabajo del DF (STyFE), Liliana Aquino Dehesa; y el representante de la ALDF, Mario Alberto Ángel Mejía, se fijaron los posicionamientos sobre la regulación de la prostitución.

El funcionario capitalino consideró la necesidad de elevarlo a rango de ley como una forma de trabajo, así como desvincularlo de las prácticas de trata y lenocinio.

Calificó de necesario analizar y debatir en qué zonas es posible la practica de sexoservicio y regular el trabajo sexual como un mecanismo para combatir la trata, así como entender que ejercer el sexoservicio es una libre elección y parte de los derechos humanos.

 “También es cierto que si regulamos el trabajo sexual de verdad estamos entrando a atender a las poblaciones más vulnerables. En esos 151 puntos registrados en la delegación hay indicios y presencia de menores de edad. Otro punto es, evidentemente, la construcción seria de la protección laboral de esa realidad que empieza, por ejemplo con mecanismos de credencialización”, indicó Fernández.

 El delegado en Cuauhtémoc urgió a redefinir en el Código Penal el tema de lenonicio, para reconocer las formas de organización del trabajo sexual y modificar la Ley de Cultura Cívica para descriminalizar este tipo de actividades.

Al respecto, la representante de la STyFE recordó  que en febrero pasado un juez federal concedió un amparo a un grupo de sexoservidoras y servidores a efecto de que se les considerara trabajadores no asalariados y se les acreditara como tales.

Por ello comentó que se deben fortalecer los mecanismos dentro del marco regulatorio con el propósito de garantizar los derechos humanos de las trabajadoras sexuales y “empoderarlas”.

“A partir de marzo que fue la resolución del amparo que ganaron 19 personas que se dedican al trabajo sexual, en la cual nos obligó como Secretaría del Trabajo a credencializarlas y reconocerlas como trabajadoras no asalariadas, han acudido hasta septiembre de este año 116 personas, de estas, a 84 se les han entregado credenciales”, expresó Aquino Dehesa.

La funcionaria comentó que las personas credencialiazadas son principalmente de las demarcaciones de Cuauhtémoc, Benito Juárez y Coyoacán, tras reconocer que esto ha sido posible a la colaboración y apertura de las autoridades delegacionales para darles una respuesta positiva.

Por su parte,  Lamas llamó a impulsar un trabajo cultural para combatir el estigma del comercio sexual.

 “El estigma del comercio sexual solamente cae en la persona que vende, no en el que compra, y es un tema de compra-venta. Entonces sí se necesita un trabajo cultural para ir viendo si nos parece mal esto, qué alternativas le vamos a dar a todo el mundo”, comentó Lamas.