Regresan a clases; regresan las ventas

El regreso a clases de casi dos millones de estudiantes en el Distrito Federal reactiva papelerías, cafés internet y venta de comida, entre otros sitios aledaños a los centros escolares.

Ciudad de México

Con el regreso de los casi dos millones de estudiantes a las aulas en la Ciudad de México muchos negocios recobraron su actividad, especialmente las papelerías, cafés internet y negocios de comida ubicados junto a los centros escolares.

Alicia Esquivel tiene 10 años trabajando en el café internet Lestat, frente a la Vocacional 5, cerca de la Ciudadela. Ella sabe que cuando llegan las vacaciones, sus ventas caen hasta en 80 por ciento, por eso, la empleada que le ayuda se va de "vacaciones" sin goce de sueldo durante los casi 45 días que bajan las ventas.

"Todo está vacío. De hecho no abrimos todo el día, no tiene caso", dice. Durante el período escolar, el local está abierto de 7 de la mañana a 10 de la noche, en las vacaciones abre de 10 a 6.

El mismo panorama es al que se enfrenta Jair, quien atiende la papelería en el número 155 de la calle Emilio Dondé -que se encuentra al lado del local de Alicia-. Con las vacaciones, ya no se tienen dos turnos y un empleado debe irse, de lo contrario, no se podría costear la operación.

Por ejemplo, en temporada normal, surtimos mercancía cada tercer día, en las vacaciones cada dos semanas, dice el joven que explica que aunque sus ventas caen en casi 90 por ciento, al ser un periodo programado hacen un "guardadito" para poder pasar las seis semanas de impacto vacacional.

El siguiente local en la fila es otro café internet, que lució completamente vacío durante las vacaciones. Su dueño es Rodolfo Velázquez, lleva tres años en el lugar y asegura que él prefiere no abrir en la época vacacional. "En vacaciones vine porque mi hijo estaba haciendo el servicio social y aquí lo esperaba. Pero en general no abrimos, el local de al lado es otro café internet y está cerrado, porque no hay ventas".

Rodolfo utilizó sus tarjetas de crédito para solventar los gastos del local. "Yo creo que me voy a tardar casi dos meses en regularizar mi economía, porque ahora debo pagar las tarjetas, los intereses y los gastos que salgan del negocio y de la casa".

Jair y Alicia también prevén al menos un período de tres semanas para poder sanear sus finanzas. Ya no hay cortinas cerradas en las cafeterías, loncherías y otros cafés internet ubicados sobre la calle de Emilio Dondé, la vida regresó esta segunda quincena de agosto.

Aunque la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope Servytur) informa en su estudio de opinión "Vacaciones de Verano en la Ciudad de México" que al tratarse de un período que se conoce con antelación y los comerciantes incluso pueden salir de vacaciones, las bajas ventas no siempre lo permiten.

Para Lina Ignacio, propietaria de la papelería MariFer, ubicada en la colonia Industrial Vallejo, hacer un colchón para las vacaciones de verano solo sirve para "sacar los gastos" pero no para irse de vacaciones. "Además, hay que resurtir. Porque en cuanto comienzan las clases, viene la venta fuerte", dice Ignacio, quien lleva 15 años en el negocio de las papelerías.

"Se tienen que ahorrar por lo menos unos 200 mil pesos. Yo todo el año voy juntando y desde mayo comienzo a resurtir, porque no se trata de comprar una cajita con cuadernos, debemos tener al menos unos mil en existencia".

La Canacope estima que será a partir de la segunda quincena de agosto cuando estos giros comerciales reporten las mejores ventas, que el año pasado ascendieron a cinco mil 160 millones de pesos.

De acuerdo con el reporte Back To School de la firma Nielsen, los objetos que más se compran son cuadernos, adhesivos, colores, plumas y lápices, marcadores, cintas adhesivas, gel para el cabello, toallas húmedas, calcetas y calcetines, y medicamentos para el acné.

De ellos los cuadernos son los productos que más crecen durante el periodo del regreso a clases, pues pasan de un gasto promedio de 30 pesos a 64 pesos.

El estudio también reveló que el 50 por ciento del incremento en esas ventas es por compras de hogares de cuatro a cinco miembros, con niños menores de 12 años, es decir, cuatro veces más hogares compran cuadernos durante el periodo de regreso a clases.

Los lápices de color son otro de los artículos que sube sus ventas, con un incremento del 16 por ciento, y el 60 por ciento del crecimiento proviene de familia con nivel socioeconómico bajo y con más de seis miembros y con niños menores de12 años.

De acuerdo con las estimaciones de la Canacope, los padres de familia invirtieron en promedio, mil 900 pesos por cada hijo que acude a una escuela pública, y hasta 10 mil pesos, si el menor va una escuela privada.

La reducción en el gasto se debe a los programas sociales del GDF, que entrega vales electrónicos para adquirir uniformes y útiles escolares.

En nivel básico, 6 de cada 10 alumnos asisten a escuelas públicas. De éstos, el 50 por ciento va a la primaria.

Existen otros giros comerciales que también se ven impactados con las vacaciones, como las zapaterías, ópticas y librerías, sin embargo, la caída de sus ventas es mucho menor, por lo que los ajustes para reducir gastos son menos drásticos.

Johana Ramírez trabaja en la zapatería La Joya, ubicada frente a la Alameda. Tiene tres años allí y sabe que en vacaciones economiza el uso de los productos de limpieza y papelería, ya que hay que ajustarse a la reducción de las ganancias.

"Bajan un 30 por ciento. La verdad es que nosotros tenemos una buena ubicación y los niños no son nuestro único mercado, aunque sí es cierto que cuando inician las clases es nuestra mejor época del año en ventas."

"Nosotros nos beneficiamos del regreso a clases como hasta septiembre, porque los papás primero compran útiles, uniformes y zapatos y van dejando los lentes para después. A veces no saben que sus hijos necesitan lentes hasta que los maestros se dan cuenta, por eso no vemos una relación directa de ventas con el regreso a clases", explica Fernando Niño, encargado de la óptica York, ubicada sobre la calle de Madero.

Dentro de las zonas geográficas es Iztapalapa la que concentra mayor número de niños, con 180 mil 249, lo que representa el 9.2 por ciento del total de niños en el Valle de México.

Le siguen dos municipios mexiquenses: Ecapetec y Nezahuálcoyotl, con 174 mil 897 y 108 mil 696 respectivamente.