Reforma política dará más libertad a la ALDF: Granados

El presidente de Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados, dijo que se podrá discutir en materia de seguridad pública y procuración de justicia.
El presidente de Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Manuel Granados.
El presidente de Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Manuel Granados. (Facebook)

Ciudad de México

La reforma política es un gran logro para la Ciudad de México y la mayor transformación que tiene en materia de reconocimiento de derechos y libertades, señaló el presidente de Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Manuel Granados.

En entrevista con MILENIO, dijo que los cambios permitirán que la Asamblea pueda discutir en materia de seguridad pública, procuración de justicia, sobre la ley de responsabilidad de servidores públicos y de combate a la corrupción, pues actualmente todo lo que tiene que ver con esos temas está reservado al Congreso federal.

"A partir de la reforma política podemos tener atribuciones para legislar en torno a estos temas", indicó Granados.

Con esa aprobación en el Senado, indicó, la Ciudad de México avanza a una autonomía plena, pues el dictamen antes tendrá que ser aprobado por los diputados federales y tener el reconocimiento de la mayoría de los congresos locales.

"Para nosotros es un tema de un avance democrático y el reconocimiento para la capital del país, para prácticamente conquistar su mayoría de edad", manifestó el presidente de la Sexta Legislatura, la penúltima, antes de que se vuelva congreso local.

"Vamos a estar muy atentos a la conclusión del proceso legislativo federal ya se aprobó en la Cámara de Senadores, falta la Cámara Diputados".

La última legislatura será la séptima, que concluye en 2018, y a partir de ahí el congreso local tendrá nuevas reglas y con una nueva distribución democrática.

Granados indicó que en junio de 2016 se debe integrar el Constituyente y su trabajo concluye en 2017.

El Constituyente estará integrado por 60 constituyentes electos por principio de mayoría, 14 designados por el Senado, 14 de la Cámara de Diputados, 6 por el Jefe de Gobierno y 6 por el presidente de la República.

"Nuestra democracia había es sido a cuenta gotas, empezó a partir de 1997, con la reforma para la elección del Jefe de Gobierno, para nosotros este esquema de tener autonomía, reconocimiento y generar condiciones distintas significa un gran triunfo de Miguel Ángel Mancera, es un esquema que desde el inicio se planteó y que se había buscado, pero no se había logrado".