Votarán dictamen de reforma política del DF el 23 de abril

Las comisiones encargadas del tema diseñaron una ruta para hacer viable la reforma en la capital, dijo el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa.
Miguel Barbosa confía en la consulta popular para echar abajo la ley.
Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado. (Claudia Guadarrama)

Ciudad de México

 El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, informó que las comisiones encargadas de dictaminar la reforma política del DF, diseñaron una ruta para hacer viable las modificaciones, las cuales prevén votar el 23 de abril.


El legislador explicó que el plan de trabajo establece que el 8 de abril iniciarán los trabajos los grupos de senadores designados por las fracciones parlamentarias para el tema; del 9 al 11, se realizarán reuniones de trabajo para desahogar propuestas, aportaciones y planteamientos para su incorporación al proyecto de dictamen.

Posteriormente, el 22 de abril se distribuirá el proyecto de dictamen, y un día después, el 23, se reunirán las Comisiones dictaminadoras para deliberar y votar.

"La reforma política de la Ciudad de México es un proceso impulsado desde la sociedad. Este cambio es deseable y posible si existe la necesaria voluntad política para lograrlo", afirmó.

Barbosa recordó que en noviembre de 2012, en el Palacio de Minería, los coordinadores parlamentarios en el Senado, del PRI, Emilio Gamboa; del PAN, en ese entonces Ernesto Cordero, y el actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, reafirmaron su voluntad de avanzar en este propósito.

El senador perredista consideró entonces que la reforma política del Distrito Federal no debe aplazarse más y debe aprobarse en el actual periodo ordinario de sesiones, pues el Congreso de la Unión debe responder a la sociedad capitalina con una reforma sustancial a su marco legal para que la población goce plenamente de sus derechos políticos, económicos y sociales.

Expresó que, más allá del origen partidario del actual gobierno capitalino, resulta necesario contribuir al desarrollo político del Distrito Federal para que se fortalezca como referente de todos los mexicanos y una de las metrópolis más importantes del mundo.

Señaló que el Congreso está en deuda con la Ciudad de México, el proceso de la reforma política del DF ha experimentado diversas etapas y eventos que pasan por la concientización de la ciudadanía.

Dijo que así ocurrió en los sismos de 1985, donde la población se organizó al margen de las autoridades para rescatar a las víctimas; en las elecciones de 1988, cuando el electorado de la capital votó por una opción distinta; en la elección local de 1997, cuando el PRD triunfó; y en las continuas reformas y cambios para dar vigencia plena a derechos y libertades entre los habitantes.


Barbosa Huerta dijo que actualmente el Senado de la República analiza una legislación seria en esta materia, no se trata de una "reforma al vapor" y reiteró que al iniciar la LXII Legislatura, los grupos parlamentarios manifestaron su disposición para avanzar en dicha transformación.