GDF: contra recorte al gasto, “imaginación”

Los proyectos que no sean indispensables deberán esperar; descarta aumento de impuestos.
El jefe de Gobierno se tomó una foto con estudiantes de la primaria Doctor Agustín Herrera.
El jefe de Gobierno se tomó una foto con estudiantes de la primaria Doctor Agustín Herrera. (Jorge González)

México

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, declaró que su administración tendrá que utilizar la imaginación para salir adelante con algunos proyectos ante el recorte presupuestario que se prevé para 2016 por la caída de los mercados.

Luego de poner en marcha el inicio del ciclo escolar en la Primaria Doctor Agustín Herrera, ubicada en Arcos de Belén 45, el mandatario capitalino señaló que sobre todo se espera una reducción y austeridad en rubros como la infraestructura y en acciones que no sean indispensables, como el embellecimiento de la ciudad.

"Tenemos muchas tareas, por ejemplo de embellecimiento de la ciudad; pero bueno, pues eso tendrá que esperar para un mejor momento. Vamos a trabajar con infraestructura y con imaginación, con imaginación también; tenemos que hacer convocatorias para que los jóvenes nos ayuden quizá con tareas artísticas en lugar de que tuviéramos que hacerlo con otro tipo de materiales.

"En los rubros que puede haber recorte sería en algunos proyectos especiales, que tienen que ver mucho más con temas de infraestructura, que no sean indispensables ni prioritarios", afirmó.

Señaló que en la ciudad va a haber un ejercicio de autoridad, la cual es la previsión a escala nacional, pero se tiene que dar garantía a la ciudadanía de que no habrá ausencia de recursos en temas como educación y salud.

Aseguró que muchas entidades, entre ellas el Distrito Federal, tendrán que apretarse el cinturón en el tema presupuestario para el próximo año, pero sin dejar de invertir en programas sociales.

Sobre educación, señaló que para 2016 esperan aplicar una inversión de 200 millones de pesos sobre todo en temas de mantenimiento de infraestructura, útiles y uniformes escolares gratuitos.

"Sin duda, vamos a tener un presupuesto austero. Creo que la previsión a escala nacional así lo va a marcar, todos vamos a tener que apretarnos el cinturón; pero tenemos que dar primero garantía a la ciudadanía", enfatizó.

"El ejercicio de austeridad tiene que ser por parte de todos, nadie puede escapar a él; y en este trayecto pues lo que tenemos que dar prioridad es a la educación, a la salud y a todo lo que tiene que ver con el trabajo social."

Durante su visita al Senado de la República, el jefe de Gobierno capitalino anunció que se reunirá con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para definir el presupuesto para la Ciudad de México en 2016, en el que el techo de endeudamiento será menor al de este año y no contendrá alza de impuestos ni de servicios.

Entrevistado al acudir a la reunión plenaria de los senadores del PRD —donde les pidió concretar la reforma al salario mínimo, legislar para elevar sanciones a quienes porten armas irregulares, aprobar la ley Ficrea y hacer ajustes a los códigos penales—, Mancera expresó su preocupación por la incertidumbre económica que tiró las bolsas de valores mundiales y disparó el precio del dólar.

En entrevista, el jefe de gGbierno dijo que le preocupa lo ocurrido en este lunes negro, porque son los tiempos de construir la propuesta de presupuesto con el secretario de Hacienda "y vamos a tener que revisar con todo cuidado".

—¿Le va a pedir más recursos para la ciudad?

—Voy a ser objetivo, nosotros también vamos a ser responsables en el gasto de la Ciudad de México. Hay proyectos y hay tareas que son inaplazables, y con lo demás vamos a estar por supuesto sumando un esfuerzo, pero también la ciudad tiene que responder a compromisos muy puntuales.

Advirtió que los programas sociales estarán blindados y, en caso de planteamientos de recorte al gasto, se tendrá que revisar el Fondo de Capitalidad, con cuánto se contará del Ramo 23 para varias de las tareas de la Ciudad de México.

"Obviamente, estaremos en los puntos que sean mucho más superficiales, y bueno, esos proyectos estaremos dejándolos al final de la discusión".

Anticipó que el gobierno de la ciudad habrá de plantar un techo de deuda menor al del año pasado, lo que se definirá esta semana, pero además existe el compromiso de no tener impulsar ningún incremento de impuestos.

Mancera aclaró que tampoco propondrá que bajen impuestos ya vigentes, aunque se mantendrán subsidios al agua y a actividades culturales.

—Descarta aumento de servicios?

—Lo que yo ya planteé es que no habrá aumento en los impuestos. Obviamente solamente lo que tiene que ver con el índice inflacionario, que es una actualización del propio código que está en ley.

Ante los legisladores aseveró que la Ciudad de México seguirá trabajando con responsabilidad, conscientes de la preocupación económica que vive el país y que repercutirá en la capital.

Reiteró que el GDF dará prioridad en el próximo presupuesto la educación, a la salud y a los programas sociales de mayor necesidad, para lo cual habrá de dialogar con las fuerzas políticas porque hoy la conformación política del Distrito Federal es diferente.

Se mostró seguro de que entablará comunicación para sacar adelante las tareas de gobierno para atender los reclamos sociales y que no estén en riesgo aquellos que la gente necesita más.

Respecto a la reforma al salario mínimo —que quedó pendiente de votar en el último día del periodo ordinario de diciembre cuando el PAN abandonó el salón de plenos— Mancera pidió a los perredistas impulsar su aprobación, como un mecanismo de combate a la pobreza.