Regular crecimiento urbano ante falta de agua: experta

La región más afectada es la zona sur del DF, Cuajimalpa recibía 686 litros por habitante al día en 1997 y pasó a 525, en 2007, indicó la investigadora de la UNAM, Flor López.
La instalación de macromedidores se hará en el 100% de los pozos de agua.
Los problemas de abasto de la Ciudad de México afectan principalmente a la zona sur (Milenio Digital/Archivo)

Ciudad de México

La mala calidad del agua y la falta del líquido en las delegaciones del sur del Distrito Federal, obliga a regular el crecimiento de la urbe y atender con eficacia las fugas, causantes de la pérdida del 40 por ciento disponible, sostuvo la investigadora de la UNAM, Flor López Guerrero.

Iztapalapa, es la demarcación más poblada de la metrópoli y la que más problemas tiene respecto al suministro, pues un millón 815 de sus habitantes reciben agua de baja calidad o carecen de ella, quienes además se quejan porque el agua sale de sus llaves en condiciones inadecuadas.

Con frecuencia se cuenta con infraestructura hidráulica –tuberías–, pero el líquido que corre es de mala calidad o, sencillamente, aire, resaltó la experta.

En general, las delegaciones centrales como Benito Juárez, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza tienen un buen suministro de agua, es decir, las viviendas la reciben mediante tuberías los 365 días del año, las 24 horas, no obstante, un corte en el suministro sí les afecta.

Caso contrario ocurre en las del sur, como Tláhuac, Tlalpan, Iztapalapa, Milpa Alta, Xochimilco y Magdalena Contreras, donde se experimentan graves problemas.

"El 77 por ciento de los pobladores de estas delegaciones no reciben nada, por lo que deben recurrir a otras fuentes de abastecimiento, como carros cisterna, pipas o animales de carga para acarrearla de otros puntos y almacenarla". Además, cada vez más personas de la ciudad se quedan sin el recurso y la cantidad se reduce.

El caso más grave es Cuajimalpa, que en 1997 recibía 686 litros por habitante al día, cantidad que en 2007 se redujo a 525, mientras que Tláhuac en esos mismo años se redujo de 247 a 177 litros por habitante al día, seguida de Xochimilco, que pasó de 270 a 214, y Tlalpan, de 286 a 249.

Lo preocupante es que las delegaciones al sur reciben el líquido por debajo del promedio del Distrito Federal. De 362 litros por persona al día en 1997 pasaron a 327 en 2007, y la tendencia es cada vez más evidente por el acelerado ritmo de crecimiento poblacional horizontal.