CNDH emite recomendación a director del Hospital General

En la recomendación, el organismo solicitó al director del nosocomio tomar medidas necesarias para reparar el daño ocasionado a los familiares de la víctima, que falleció por una inadecuada atención.
Hospital General de México.
Hospital General de México. (Archivo)

Ciudad de México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos envío la Recomendación 22/2014 al director del Hospital General de México "Dr. Eduardo Liceága", perteneciente a la Secretaría de Salud, en el Distrito Federal, por un caso de inadecuada atención médica y pérdida de la vida, en agravio de un paciente.

Al presentar dolor en el glúteo izquierdo, la víctima de 55 años de edad, acudió a ese nosocomio el 23 de mayo de 2013, donde un médico lo diagnosticó con un cuadro clínico de hemorroides externas; al día siguiente presentó un sangrado por lo que acudió al servicio de urgencias del mencionado nosocomio, donde otro doctor lo diagnosticó con un cuadro clínico de absceso en glúteo izquierdo.

El 27 de mayo se presentó al área de Coloproctología, donde fue valorado y se le informó que debían intervenirlo de manera urgente ya que su diagnóstico había cambiado y presentaba un cuadro clínico de gangrena de Fournier perineal y de piel.

El agraviado fue operado con los antecedentes de diabetes mellitus, dos días después fue sometido a un nuevo procedimiento quirúrgico, pero al hacerle movimientos en la camilla presentó un paro cardiorrespiratorio post anestésico, razón por la cual el médico tratante le brindó maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada, durante aproximadamente 10 minutos.

A pesar de que fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos Coronarios fue reportado por los médicos "en estado vegetativo" y con encefalopatía hipóxico isquémica, postoperado de drenaje de fascitis necrotizante, con ventilación mecánica asistida.

Continuó hospitalizado y el 13 de junio de 2013 se informó a su familia que tenía muerte cerebral y que necesitaba ser sometido a otro procedimiento quirúrgico a fin de colocarle una sonda por la cual se le suministraría alimento; a las 18:35 horas del 2 de octubre de 2013, perdió la vida, señalándose como causa de su muerte, choque séptico debido a infección de tejidos blandos.

Los familiares del agraviado consideraron que no había recibido la atención médica que requería e interpusieron queja ante la CNDH, que luego de concluir la investigación contó con elementos que le permitieron acreditar transgresiones a los derechos a la protección de la salud y a la vida, en agravio de la víctima, atribuibles a personal médico adscrito a ese nosocomio.

En la recomendación 22/2014 pide al director general del Hospital General de México "Dr. Eduardo Liceaga", tomar las medidas necesarias para reparar el daño ocasionado a los familiares de la víctima, con motivo de la responsabilidad institucional en que incurrió el personal médico ahí adscrito, incluyendo la atención médica y psicológica necesaria para restablecer su estado de salud.

Diseñar e impartir a los servidores públicos del Hospital programas integrales de capacitación y formación en materia de derechos humanos y sus implicaciones en la protección a la salud, con el objetivo de evitar irregularidades como las que dieron origen a esta Recomendación.