En Catedral, primer acto de desagravio

Se trata del rito que por derecho canónico se debe realizar luego de un acto de profanación.
El sacristán Ricardo Valenzuela (al micrófono) encabezó la ceremonia.
El sacristán Ricardo Valenzuela (al micrófono) encabezó la ceremonia. (Jesús Quintanar)

México

Por primera vez en la historia de la Catedral metropolitana se realizó un acto de desagravio por profanación. El Altar del Perdón, donde fue agredido el padre Miguel Machorro a la hora de celebrar la misa, estaba desnudo, las velas y luces apagadas.

Así se cumplían las reglas del derecho canónico, que establece bendecir agua para esparcirla en toda el área del altar y entre los asistentes antes de comenzar la misa.

TE RECOMENDAMOS: Apuñalan a sacerdote en el altar mayor de la Catedral

En esas condiciones, el sacristán mayor de la Catedral, Ricardo Valenzuela, dijo: “Nuestra responsabilidad canónica es orar por los que nos agreden, por los que nos ofenden.”

Después del sermón, tres voluntarios pusieron el nuevo mantel del altar, prendieron las luces, los cirios y las velas para que el acto litúrgico continuara.

Éste fue el primer servicio religioso en la Catedral, a cuatro días del ataque que sufrió el sacerdote José Miguel Machorro Alcalá.

El próximo domingo, el cardenal Norberto Rivera encabezará una ceremonia más completa, donde se espera la unción de todas las paredes y columnas de la Catedral.

El derecho canónico es la compilación oficial de leyes de la Iglesia católica. El vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, explicó que de acuerdo con esa ley, después de la “profanación” de un recinto sagrado, no se pueden realizar servicios religiosos en el lugar.

TE RECOMENDAMOS:  Empeora estado de salud del cura apuñalado en Catedral

El sacristán Valenzuela exhortó a los feligreses a que fueran insistentes en sus oraciones para pedir por la salud del cura Machorro, “quien se encuentra grave”, apuntó.

Sin embargo el último reporte que compartió Hugo Valdemar es que ya está consciente y estable.

Al finalizar la misa pidió a los asistentes rezar también por todas la víctimas de la violencia en el país.