Aumentan accidentes por quemaduras en fiestas patrias

La Secretaria de Salud capitalina recomendó a la ciudadanía evitar comprar cohetes de diversión para los menores, los cuales se prende fácilmente y pueden provocar accidentes.
Incrementan casos de quemaduras durante fiestas patrias.
Incrementan casos de quemaduras durante fiestas patrias. (Cuarto Oscuro)

Ciudad de México

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México, exhortó a la población a evitar que menores de edad quemen pirotecnia en las fiestas patrias pues en este mes se incrementan las atenciones por quemaduras hasta en 35 por ciento.

TE RECOMENDAMOS: Alerta Cruz Roja sobre uso de pirotecnia en fiestas patrias

En un comunicado, detalló que los hospitales de la red local especializados en la atención de quemaduras, atienden al año entre 900 y mil casos y en estas fechas los ingresos de pacientes se incrementan por la venta y quema de pirotecnia, dando como resultado graves daños como la pérdida de oído, manos y dedos por las fuertes explosiones.

Consideró que en la mayoría de los casos se pueden prevenir con medidas de precaución muy simples, como evitar comprar cohetes como diversión para los menores.

En los hospitales Pediátrico Tacubaya y Materno Infantil Xochimilco, en los que existen áreas especializadas en la atención a quemaduras, se reportan con frecuencias los ingresos de niños lesionados por incendiarse las luces, los ratoncitos, cohetes y palomas en la bolsa del pantalón y les explotan.

“Se prenden fácilmente por las fricciones, el calentamiento con la ropa y la piel y por estar dentro de bolsas de plástico, y ha habido casos en donde pierden los genitales o la necesidad de amputar las piernas”, informó.

TE RECOMENDAMOS: La capital de la pirotecnia sin 'chispa' en fiestas patrias

Asimismo, la Secretaría de Salud capitalina recomendó no permitir que los menores se acerquen a la estufa o parrillas cuando se prepara la comida y no se dejen recipientes con agua caliente en la mesa o en el piso, debido que las quemaduras en la mayoría de los casos son por líquidos calientes.

Los incidentes se presentan cuando los menores entran a la cocina, tocan las parrillas, toman las ollas y las vierten sobre ellos, porque tiene contacto o tropiezan con los recipientes.

AE