Se debe analizar convicción ideológica de militantes: PRD-DF

El líder del PRD capitalino, Raúl Flores, se refirió con ello al conflicto de interés en el que se vio involucrada la diputada Purificación Carpinteyro.
La diputada del PRD Purificación Carpinteyro.
La diputada del PRD Purificación Carpinteyro. (Especial)

Ciudad de México

El dirigente del PRD en el Distrito Federal, Raúl Flores, dijo que su partido debe hacer un análisis sobre si las personas que se integran a ese partido están comprometidas con la ideología del mismo, en respuesta al caso de conflictos de interés en el que se vio involucrada la diputada Purificación Carpinteyro.

En entrevista, el perredista calificó como una “lástima” que la diputada salga de la negociación de las leyes secundarias de la reforma en telecomunicaciones.

Aseguró que el PRD debe reflexionar sobre si las personas que integran al mismo están comprometidas con la ideología  de izquierda.

“Es una lástima que alguien que tiene el conocimiento, no pueda estar en la discusión, pero tampoco se puede mezclar el tema de los negocios privados con la función pública… creo que nos debe motivar a la reflexión, si tenemos que ser tan pragmáticos en integrar a las personas, o por lo menos decirles cuáles son los principios del partido y si están comprometidos o no”.

Flores enfatizó: “Si uno tiene la oportunidad de estar en lo público es para servir, no para servirse de lo público”.

Añadió que los gobernantes perredistas se deben comprometer a los “principios del partido”.

El perredista reiteró que la salida de Carpinteyro de la discusión de las leyes secundarias es “lamentable”, porque dijo: “Se separa de la discusión (Carpinteyro) y los que realmente sí tienen intereses palpables, lazos familiares, contratos, siguen ahí aprovechando esa posibilidad y es una doble moral pública la que estamos viendo.

“Por un lado hay gente que tiene vínculos de todo tipo con las televisoras como Ninfa Salinas, y el senador del PAN Javier Lozano”.

Flores hizo hincapié en que su partido debe “pensar” en si toda la militancia perredista  “está formada con el pensamiento de la izquierda o por lo menos con lo que llaman progresismo, en los puestos públicos incluyendo los cargos de elección popular”.