Resistencia y compatibilidad rueda-riel, las pruebas en L12

Las simulaciones de la Línea 12 del Metro consistirán en hacer pruebas acondicionando elementos de la vía a su diseño original; las dos mejores se probarán físicamente en los trenes férreos.
Deficiencias y omisiones en dependencias capitalinas y el consorcio constructor de la Línea 12 del Metro se hicieron evidentes con el informe de la Comisión Investigadora de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.
Deficiencias y omisiones en dependencias capitalinas y el consorcio constructor de la Línea 12 del Metro se hicieron evidentes con el informe de la ALDF. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Las simulaciones para iniciar la rehabilitación de la Línea 12 del Metro, que se realizarán a partir del miércoles, consistirán en acondicionar elementos de la vía conforme a su diseño original para que especialistas puedan medir los parámetros de la interface rueda-riel y determinar la mejor solución al problema de desgaste ondulatorio, que obligó a parar de manera parcial la línea desde el 12 de marzo.

Cuando se tengan los resultados de las simulaciones, los dos mejores se probarán físicamente en los trenes férreos de CAF y los rieles del consorcio constructor a lo largo de 700 metros del viaducto elevado, en los que se encuentran las curvas 11 y 12, menores a 300 metros, y donde el desgaste ondulatorio es severo.

También se harán pruebas de aceleración en ejes, bogies y chasis; así como los esfuerzos de la vía, como lo recomendó la empresa francesa Systra, que realizó el diagnóstico de la Línea 12, según el Secretario de Obras y Servicios, Alfredo Hernández.

"Nosotros trabajamos con base en estudios técnicos; nuestros cálculos son científicos, físicos y matemáticos; aunque hay celeridad en nuestro avance de día con día, no tenemos un calendario político que nos distraiga de encarrilar la Línea 12", manifestó.

Como una de las innovaciones que se emplearán para determinar algunas de las fallas, se utilizarán cámaras en las ruedas.

Una vez que se tengan las imágenes, los especialistas realizarán una combinación matemática y virtual de los elementos que conforman la vía.

En esa combinación se analizará como el balasto, que es de origen mexicano, el contra riel y las catenarias, que fueron traídas de Europa, y el peralte.

"Los expertos encontrarán los valores de cada uno de ellos que mejor resultado arrojen en beneficio de una operación segura, cómoda y eficiente, de entre todas las combinaciones posibles, las dos con mejores resultados serán probadas físicamente en el tramo de pruebas, con el fin de encontrar un reacomodo óptimo para el futuro funcionamiento de la Línea 12", expuso.

También, como lo recomendó Systra, se revisarán y se someterán a pruebas a los mecanismos de lubricación de los trenes, "uno de los aspectos cuya deficiencia de origen propició el cierre de la Línea 12".

"En todo lo descrito participarán los expertos de Systra, quienes a su vez han recurrido a la experiencia y el conocimiento de técnicos especializados de México, Latinoamérica y Europa", dijo Hernández.

"Se trata de un conglomerado de voces y manos de hombres y mujeres que representan a prestigiosas casas de estudio, como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o el Instituto Politécnico Nacional (IPN); y a instancias de renombre internacional, como la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF) o la Operadora de Transportes Públicos de la Región de París (RATP)", aseguró.

La Secretaría Obras prepara también el programa final de rehabilitación de la Línea 12 del Metro, en el cual se incluirá la fecha para ponerla en marcha.

Hernández expuso que harán una rehabilitación responsable, para poner en marcha la línea sin poner en riesgo la seguridad de los pasajeros.

La semana pasada Systra presentó su informe final sobre las fallas de la Línea 12 en las que indica que no hubo compatibilidad entre los trenes y los rieles, falto lubricación, y no hubo mantenimiento preventivo y correctivo adecuado.

En dicho análisis no se señalan culpables de las fallas, sin embargo la Asamblea Legislativa del Distrito Federal presentó un pre dictamen a través de la Comisión investigadora de las fallas de la Línea 12 en donde señaló que hubo culpas repartidas entre CAF, que trajo los trenes, el consocio constructor conformado por ICA-Carso-Alstom, el Proyecto Metro, que coordinó los trabajos, y el Sistema de Transporte Colectivo, que opera la Línea 12.