Vecinos de las Lomas rechazan cambios en uso de suelo

Frente a la Asamblea Legislativa, demandaron la derogación del artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano, que prevé la modificación de programas en este tema.
Manifestantes rechazan las autorizaciones a cambios de uso de suelo, por lo que pidieron frente a la ALDF la derogación del artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano.
Manifestantes rechazan las autorizaciones a cambios de uso de suelo, por lo que pidieron frente a la ALDF la derogación del artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Vecinos de las Lomas se manifestaron frente a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para demandar la derogación del artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano, relacionado con modificaciones de programas en esa materia y con ello de usos de suelo.

Cerca de 50 personas llegaron a las escalinatas de la ALDF para protestar porque se pretende cambiar 50 usos de suelo de manera irregular.

De acuerdo con los quejosos, se pretende modificar los usos de suelo en el periodo extraordinario de sesiones de ese órgano legislativo.

"Basta ya. No a 50 cambios de uso de suelo bajo el artículo 41", "No más ilegalidad y abusos con el artículo 41", "La Asamblea ignora a los ciudadanos y beneficia los cambios ilegales de usos de suelo", se leía en pancartas que presentaron los inconformes.

Según algunos de los manifestantes, este artículo abrió una puerta más a la corrupción inmobiliaria en toda la ciudad, ya que los cambios de uso de suelo los decide un comité de 12 funcionarios, encabezados por el representante de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda y es suficiente con que la ALDF no los rechace para que se consideren automáticamente aprobados. 

Los vecinos denunciaron que cambiar usos de suelo es un acto de ilegalidad, ya que la Ley de Desarrollo Urbano, en el artículo 40 fracción IX, indica que las modificaciones de uso de suelo a través de dicha normatividad, solo se pueden resolver en un periodo ordinario de sesiones de la ALDF.

"En la actualidad esta herramienta ha sido utilizada para que desarrolladores inmobiliarios realicen grandes construcciones para uso comercial o habitacional que están prohibidas por los programas de las diversas colonias, incrementando la densidad urbana de forma desmedida, colapsando diversas áreas de la ciudad", expuso Héctor Sánchez.

"El artículo 41 no establece límites o parámetros, por lo que en cualquier zona de la ciudad es posible construir cualquier desarrollo inmobiliario, sin limitaciones y propiciando la anarquía urbana.

"El artículo 41 tiene la capacidad de favorecer las aspiraciones de especuladores urbanos ajenos a una zona residencial, pasando por encima de los derechos de los ciudadanos y las mismas estructuras socioeconómicas urbanas".  

Rosaura Enríquez aseguró que es un procedimiento inequitativo que margina la participación ciudadana, a pesar de que son los ciudadanos los principales afectados por los usos de suelo.

Lo anterior, debido a que según se establece en dicho artículo, la decisión de autorizar el cambio de uso de suelo se toma dentro de un comité conformado por 12 personas, de las cuales únicamente una es miembro de los vecinos, y éste último no tiene derecho a voto, y el resultado de la consulta ciudadana puede ser desechado por la Seduvi.

Esta normatividad ha sido utilizada en la práctica para obviar la medición de los impactos reales que estos proyectos tienen en el incremento del tránsito vehicular y de los índices de contaminación del aire, reducción de áreas verdes, afectaciones en el abasto de agua, impacto visual, así como problemas de seguridad y protección civil, añadió.