Protestan en Iztapalapa por contaminación de cementera

Vecinos de la colonia Miguel Hidalgo se inconformaron, debido a las afectaciones respiratorias provocados por cemento y arena fina, y por el taponamiento de drenajes en las viviendas.
El funcionamiento de una cementera ha provocado la protesta de vecinos de la colonia Miguel Hidalgo, en Iztapalapa, por los efectos en la salud y en las viviendas que provocan los polvos emitidos al aire.
El funcionamiento de una cementera ha provocado la protesta de vecinos de la colonia Miguel Hidalgo, en Iztapalapa, por los efectos en la salud y en las viviendas que provocan los polvos emitidos al aire. (Denisse Marroquín)

Ciudad de México

Vecinos de la colonia Miguel Hidalgo de la delegación Iztapalapa protestaron afuera de la cementera Latinoamericana de Concretos, con la exigencia de que se tomen medidas de seguridad, ya que la operación del lugar afecta sus casas y provoca problemas respiratorios.

Los inconformes instalaron una carpa al exterior de la cementera, ubicada en la avenida Luis Hidalgo Monroy, sin afectar el paso de los trabajadores, para buscar un diálogo con los encargados de la cementera.

De acuerdo con vecinos de la zona, se ha tratado de resolver el problema desde hace cinco años, a través de quejas en la delegación.

“Ya no queremos estar yendo a la delegación, porque no hacen caso y nada más perdemos el tiempo porque cuando íbamos a la delegación decían que ya tenían conocimiento y que iban a tomar cartas en el asunto, pero nunca lo resolvieron, por eso hacemos esto”, comentaron.

Entre las quejas de los vecinos se mencionó que “en la avenida hace mucho aire, así el cemento y arena fina entran a nuestras casas, no podemos tener las ventanas abiertas y los drenajes se tapan constantemente, por lo que tenemos que usar más agua para evitarlo, además las revolvedoras que salen tiran cemento y arena a la calle”.

Al lugar arribaron policías, por lo que los vecinos decidieron retirarse para evitar un enfrentamiento.

“Nos abordaron los patrulleros y los encargados de la cementera para comentarnos que no teníamos autorización, nosotros comentamos que intentamos mediar las cosas, no perjudicar a la gente ni que se quede sin trabajo”.