Esta Navidad, regala seguridad a tu mascota

Las placas de identificación y los chips son las mejores formas de proteger a tu mascota, ahora con las nuevas tecnologías se han convertido en un sistema aún más eficaz.

Ciudad de México

Ellos también son parte de la familia, necesitan comida y cuidados, pero también mimos y amor. Por supuesto, hablamos de tu mascota y este año te proponemos un regalo para ellos que conjunta seguridad e innovación tecnológica.

Seguramente ya le has comprado un plato, un suéter y una camita, incluso un collar muy elegante, pero, ¿ya pensaste en un chip de identificación y una placa con código QR?

Tal vez no creas que es necesario, pero miles de perros y gatos se pierden cada año, ya sea por accidente o por descuido. Desgraciadamente, no cuentan con placa de identificación y, aunque tienen collar, no logran volver a casa. Solo en la Ciudad de México se sacrifican 200 mil perros al año en los antirrábicos.

De allí la importancia de identificar plenamente a ese miembro de la familia. Hasta ahora, las mejores opciones para cuidar a tu mascota son las placas de identificación y los chips subdérmicos.

Platicamos con Arturo Herrero y Francisco Torres, de Remex ID, para que nos explicaran el funcionamiento de los chips y las placas QR.

Placas de identificación

Funcionan como una placa tradicional, en el frente tienen el nombre de tu mascota y, si lo deseas, también el tuyo y un número de teléfono; por el anverso se encuentra el código QR.

Existen diversos materiales, pero las más resistentes son las que se realizan con polímeros de alta densidad, que son 10 veces más resistentes que el aluminio. Se tienen que grabar con láser y tienen las mismas formas que las placas tradicionales.

"Esas placas pueden ser leídas por cualquier scanner de un celular. Quién escaneé la placa, podrá ver los datos del dueño, mientras que el dueño recibirá un mensaje SMS en su celular donde se le notificará que el código QR de su mascota ha sido escaneado y el número del teléfono con que se hizo", dice Herrero.

Estas placas tienen un costo aproximado de 300 pesos, pero tienen el extra de incluir a tu mascota en el Registro Mexicano de Seres Vivos, que es una plataforma en internet donde se registra toda la información de tu mascota.

Allí puedes ver sus fotos e incluir su historial médico: vacunas, cirugías, esterilizaciones, etc., así como subir fotos y otros tipo de documentos. Además, puedes lanzar una alerta de extravío en caso de ser necesario.

Chips de identificación

Existen de dos tipos, los genéricos y los de patente. La diferencia es el tiempo que duran los códigos y los escáneres que pueden leerlos. El 99% de los chips que hay en el mundo son genéricos.

Los chips genéricos pueden leerse en cualquier scanner, en cualquier lugar del mundo, sin embargo, esos códigos ISO solo se almacenan en la base internacional por 20 años, después de ese tiempo, son reasignados.

Son adecuados para especies que no viven mucho tiempo, como los perros. Sin embargo, cuando se trata animales que viven más tiempo, se recomiendan los chips de patente ya duran más de 100 años con esa información.

Los costos son de 600 pesos para un chip genérico y 800 para uno de patente, explica Herrero.

Cómo se pone un chip

De acuerdo con Herrero y Torres, el miedo a los chips es injustificado, ya que se colocan con una inyección a la altura de la cruz de los hombros. Miden unos 8mm de diámetro por 12mm de largo. "Todo el proceso no dura ni dos minutos", cuenta Torres.

Dispositivos GPS

Si tienes un presupuesto más amplio, tal vez consideres el contratar un servicio de GPS para tu can. Esos dispositivos mandan señales satelitales, que van registrando la trayectoria de tu mascota, puedes programarlos para que las emitan desde cada cinco minutos hasta cada uno.

Son muy útiles, porque pueden ayudarte a ubicar en tiempo real a tu mascota, además puedes programarlos con un perímetro de seguridad o rutas, de tal manera que si tu mascota se sale del camino programado tu recibas una notificación en tu celular al instante.

"Los GPS son muy utilizados en los caballos pura sangre, sobre todo cuando tienen que trasladarlos de un lugar a otro", dice Herrera.

El costo anual por este servicio es de unos nueve mil pesos.

Así que ya lo sabes, si quieres asegurarte que ese miembro especial de la familia se quede contigo, sólo debes buscar la opción que más se ajuste a tu presupuesto.