Hay 75 encharcamientos en el DF por la lluvia

La precipitación pluvial provocó afectaciones en vialidades como Insurgentes, Ticomán, Acueducto de Guadalupe, Paseo de la Reforma, Viaducto, Eje 1 Norte, y Calzada Ignacio Zaragoza.

Ciudad de México

La fuerte lluvia registrada esta tarde-noche en siete delegaciones dejó un saldo 75 encharcamientos en vialidades principales como Insurgentes, Ticomán, Acueducto de Guadalupe, Paseo de la Reforma, Viaducto, Eje 1 Norte, y Calzada Ignacio Zaragoza.

De acuerdo con el Operativo Tormenta, la lluvia registró una intensidad de 30 milímetros, menor a la registrada el pasado lunes, que superó lo que soporta el Sistema de Drenaje que es de 60 milímetros.

Miguel Ricaño, jefe de la Unidad Tormenta del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), indicó que los puntos que más se complicaron con la lluvia fueron al norte de la Ciudad.

Indicó que la mayoría de los encharcamientos se registraron en Gustavo A Madero con 21; Cuauhtémoc con 15; Venustiano Carranza con 7.

Señaló que en esos puntos hubo encharcamientos de hasta 30 centímetros de altura, que generaron circulación lenta en las vialidades, pero no vehículos atrapados.

La velocidad máxima de circulación en Paseo de la Reforma, Ticomán y Acueducto de Guadalupe fue de 20 kilómetros por hora.

Otras vialidades afectadas fueron Avenida Gran Canal; Filadelfia, Remedios, Plan de Muyuguarda, San Buenaventura y Canal Nacional.

Así como Humbolt, Ferrocarril de Cuernavaca, Homero, Anastacio Bustamante, Paseo las Salinas, Periférico y Viaducto.

Además, la afectación fue mayor porque esa zona es la salida hacia la autopista a Pachuca.

Los restantes encharcamientos se registraron en Azcapotzalco; Benito Juárez; Miguel Hidalgo, e Iztapalapa.

Brigadas de la Unidad Tormenta atendieron los encharcamientos con camiones tipo Vactor, por lo que antes de las 9 de la noche los solucionaron.

En las zonas de encharcamientos fue retirado lodo y basura, por lo que las autoridades continuaron con el llamado para concientizar a la población a no arrojar desechos a la vía pública.

La lluvia registrada llegó acompañada por tormentas eléctricas y rachas de viento que alcanzaron los 40 kilómetros por hora.