Acuerdan cirqueros demostrar al GDF que no maltratan animales

La intención es convencer jurídicamente de ello al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, con el propósito de que éste vete la reforma que les prohíbe el uso de animales en circos.
 Acto con animales presentado por el Circo Atayde Hermanos.
Acto con animales presentado por el Circo Atayde Hermanos. (Especial)

Ciudad de México

Empresarios y trabajadores de circos se comprometieron a demostrar al Gobierno del Distrito Federal que no existe maltrato contra los animales que utilizan en sus espectáculos, y esperan argumentarlo jurídicamente para que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, considere vetar la reforma que les prohíbe utilizar animales.

Tal fue el acuerdo al que llegaron integrantes de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos con la Secretaría de Gobierno capitalino, por intermediación de Carlos Meneses, informó a MILENIO el presidente de esa organización circense, Armando Cedeño.

En caso de que la reforma aprobada por la Asamblea Legislativa sea promulgada, entonces los empresarios y trabajadores de circos buscarán el amparo, dijo Cedeño, luego de una marcha que integrantes de la Uneac y de la Asociación Mexicana de Empresarios de Circo realizaron hoy hacia la sede del gobierno capitalino.

En entrevista por separado, Iris Espinosa, representante jurídica, y Mercedes Portugal y Walter Fuentes, ambos entrenadores en el circo Espectaculares Hermanos Fuentes Gasca, dijeron que quedó instalada una mesa de trabajo con el Gobierno del Distrito Federal para abordar el tema.

En principio, explicó Fuentes, 95 por ciento de los animales con que se cuenta nace en los propios circos y es falso que no se puedan reproducir ahí, ya que es mayor la cantidad que nace en estos lugares que en los propios zoológicos.

Refirió que en Chapultepec recientemente nació un dromedario y por la dificultad que ello representa, se hizo una gran difusión, pero en ese circo han nacido siete dromedarios en los últimos cinco años; se han tenido tres camadas de tigres, y 15 llamas, mencionó como ejemplos.

El entrenador consideró que solo en el Distrito Federal existen de 800 a mil animales en circos.

“Hoy hay más tigres nacidos en circos que en su hábitat”, dijo la entrenadora Mercedes Portugal.

De tigres y elefantes

Ambos entrenadores explicaron que contrario al contenido de la campaña desplegada por el Partido Verde Ecologista de México, la rutina para los números circenses de los animales, de inicio, “es muy fácil de explicar: con cariño, amor y mucho respeto”.

Walter Fuentes refirió que muchos olvidan que animales como los tigres, tienen garras y colmillos, y si se les golpea, atacan, matan.

“Es una mentira que los animales llegan grandes, que son sacados de su hábitat, que se les enseña a palos”, ya que la gran mayoría se encuentra desde cachorros en los circos y se les empieza a enseñar su rutina.

Justo cuando son cachorros y hasta el año y medio aproximadamente, se les dedican de dos a tres horas diarias de entrenamiento, y se les estimula con alimento; cuando son adultos, suele realizarse un repaso de la rutina durante media hora diaria, refirió Mercedes Portugal.

En el caso de los elefantes, por ejemplo, que se caracterizan por su corpulencia y fuerza, pero además por su extraordinaria memoria, si se les agrede, fácilmente te azotan, te matan, dijo, por lo que “permanecen con quien los ha cuidado toda la vida”.

Portugal se dijo indignada, por la reforma aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, porque pese a peticiones reiteradas que empresarios y trabajadores de circos hicieron en ese órgano legislativo para que los tomaran en cuenta, “nunca se nos consideró, nunca fuimos escuchados, nunca vieron a un animal, nunca visitaron un circo”.

Es una ley discriminatoria, dijo, porque su único objetivo son los circos, cuando ahí “los niños no ven la muerte de animales, no ven sangre, no ven crueldad; el circo reúne a la familia, los animales son nuestra familia”.

Walter Fuentes lamentó que unas 50 mil familias en los circos y fuera de ellos relacionadas con los animales se vayan a ver afectadas, si entra en vigor la reforma.

También se dijo indignado por “la mentira que promueve el PVEM en todo el país”, porque además propaga videos “armados”, que no corresponden a la realidad en México, que tampoco son de este tiempo ni de nuestra cultura.

Destacó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente tiene registrados a todos los animales de circo; además, cada ejemplar tiene un chip con la información requerida.

Personal de esa dependencia federal, expuso, acude a todo lugar donde los circos se presentan y lo hace con “visitas sorpresa”, y si bien en algunos circos sí se da el maltrato animal, aseguró que en la mayoría, esto no existe, y donde haya, que se actúe legalmente, en consecuencia.