GDF aplicará modelo contra violencia hacia mujeres

De forma obligatoria todas las dependencias del gobierno del Distrito Federal proporcionarán atención a las mujeres víctimas de violencia.
El secretario de Desarrollo Social del DF, José Ramón Amieva.
El secretario de Desarrollo Social del DF, José Ramón Amieva. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Con un modelo único "de observancia general y obligatoria", todas las dependencias del gobierno del Distrito Federal atenderán los temas de violencia, en el ámbito de sus atribuciones y así proporcionar una efectiva atención a las mujeres víctimas.

También buscarán impedir la desintegración de la acción de las dependencias y entidades de la administración con el Modelo Único de Atención para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Distrito Federal, previsto en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Distrito Federal.

Jesús Rodríguez Núñez, director general de Igualdad y Diversidad de Género de la secretaría de Desarrollo Social, explicó que el modelo busca garantizar que los servicios de atención que reciban las mujeres, niñas y niños víctimas de violencia sean coordinados y operen a través de una red de información, mediante la Cédula de Registro Único.

"El secretario de Desarrollo Social, José Ramón Amieva, instruyó difundir de manera más amigable; ahora las Unidades de Atención para la Prevención a la Violencia Intrafamiliar (las UAPFIV) se modificaron en UNAVIS. Y no sólo es un cambio de nombre, sino que se aprobó el modelo único de atención que nos ordena emitir la Ley de Acceso de las mujeres a una vida libre de violencia", explicó.

Como presidente de la Coordinación Interinstitucional de la Ley Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Distrito Federal, manifestó que la legislación en la materia establece como medida de atención brindar a las mujeres víctimas de los diferentes tipos y modalidades de violencia, los servicios médicos, psicológicos, jurídicos y sociales, con calidad y calidez.

Las áreas responsables de prestar los servicios de atención en la materia deberán dar una intervención especializada desde la perspectiva de género, para mujeres, niñas y niños víctimas de violencia, debiéndose regir por los lineamientos de atención integral, efectividad, legalidad, auxilio oportuno y respeto de los derechos humanos de las mujeres.

Con independencia del servidor público que atienda a la víctima de violencia, la Cédula garantiza el seguimiento de cada caso hasta su conclusión.