Además del Hoy No Circula se requieren más medidas: Centro Mario Molina

Más y mejor transporte público y la regulación del transporte de carga tienen que formar parte de un paquete integral de medidas contra la contaminación, dijo el experto Francisco Barnés Regueiro.

Ciudad de México

El director ejecutivo del Centro Mario Molina, Francisco Barnés Regueiro, se dijo optimista de que con las medidas emergentes anunciadas se superará esta mala época ambiental en la Ciudad de México por las altas concentraciones de ozono, pero aclaro que el Hoy No Circula no basta y se deberá trabajar en un paquete integral de medidas contra la contaminación.

En entrevista con Carlos Puig para En 15, Barnés Regueiro insistió en la posición de ese centro de que la única forma de atender el problema de la contaminación es con un paquete integral de medidas que atienda todas las fuentes de contaminación.

"No podemos perder el foco en dónde están las causas de mayor importancia y cuáles son las iniciativas que sí tienen un alto impacto que tenemos que tomar", expuso.

Aseguró que si se tiene un buen transporte público, la gente deja sus automóviles, por lo que se moviliza a más personas y se reduce la emisión de contaminantes por pasajero transportado; sin embargo, consideró que el transporte público es altamente deficiente y tiene importantes niveles de emisión.

A regulación el transporte de carga

Barnés Regueiro dijo que se necesita regular el transporte de carga, que explica una gran parte de la problemática de los precursores de ozono, pero además que es una de las fuentes más importantes de partículas finas, las llamadas partículas PM 2.5, que son mucho más graves desde el punto de vista de salud pública.

"Tenemos que regular las emisiones del transporte de carga, las condiciones físico mecánicas, las rutas que están permitidas, los horarios permitidos; en la gran parte de las economías avanzadas el reparto de carga se hace durante la noche, no se hace durante el día".

Al preguntarle acerca del consenso de los expertos sobre el programa emergente que implementará desde este martes el gobierno capitalino para reducir la emisión de contaminantes, respondió que las medidas planteadas son correctas y ciertamente tendrá un efecto de reducción en las mismas.

Dijo que con ello se mejorarán muchísimo las probabilidades de tener buenos días para evitar la concentración de ozono, aunque nadie tiene la capacidad de asegurar que así será, porque también depende de las condiciones climatológicas, independientemente de las orográficas que no son favorables.

El director ejecutivo del Centro Mario Molina explicó que las concentraciones de ozono no solamente dependen de las fuentes de contaminantes, sino de que es una época de presencia de luz solar, de baja nubosidad, alta intensidad de rayos ultravioleta, poco viento y poca lluvia, por lo cual no se dispersan los contaminantes.

Recordó que el ozono deriva de la mezcla de óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles, por lo que si a las condiciones de clima y las del relieve geográfico se suman cinco millones de vehículos que circulan en el Valle de México, la importante actividad industrial y las emisiones "fugitivas" por evaporación asociadas al uso de gas LP, solventes, pinturas, "pues tenemos el problema que tenemos el día de hoy".

La entrevista completa se transmitirá hoy a las 21:30 horas en MILENIO Televisión.