¿Cómo evitar enfermedades durante la precontingencia ambiental?

Desde el miércoles, la calidad del aire en el DF es mala, lo que está provocando enfermedades de la piel y respiratorias.

Ciudad de México

Esta semana, los altos niveles de contaminación de la ciudad de México sobrepasaron los cien puntos, por lo que la Dirección de Monitoreo Atmosférico determinó que la calidad del aire es mala. Esto provoca altas temperaturas y que la radiación solar aumente y con ella, una serie de padecimientos que afectan a la población.

Las enfermedades más graves y visibles son las de la piel. Sobre este tema, la doctora Ana Isabel Ramírez explica que “las consecuencias a corto plazo son el enrojecimiento de la piel y las quemaduras. Con el tiempo, se puede observar envejecimiento, aparición de manchas tanto malignas como benignas y ya en casos avanzados, cáncer de piel”.

En entrevista para MILENIO, la especialista menciona que es cada vez más frecuente observar cáncer de piel en pacientes jóvenes.

“Es de dos tipos: meloma (se desarrolla en los melanocitos; presenta tumores de color café o negro), que ocupa el segundo lugar en tipos de cánceres en México y no meloma (nace a partir de las células de la piel). Por esta razón, se realizan más campañas y se toman medidas de precaución para evitar este padecimiento”, comenta.

Pero, ¿qué podemos hacer para protegernos durante y después de la precontingencia? Ramírez da las siguientes recomendaciones:

-Evitar la exposición directa al sol, en especial de 10 de la mañana a 4 de la tarde, que es el periodo con mayor índice de rayos ultravioleta (UV).

-Usar siempre protector solar y aplicarlo cada 4 horas.

-Utilizar ropa adecuada, manga larga, visera, sombrilla, lentes de sol


Lo que hay que evitar en esta época es realizar deportes al aire libre, utilizar camas de bronceado y aceites para obtener un tono distinto de piel. “El bronceado esta visto como algo bello, pero puede dañarnos”, afirma.

Todas las recomendaciones deben seguirse, en especial con niños y adultos mayores ya que tienen una piel más sensible. “Se cree que porque son pequeños no requieren utilizar ningún tipo de protección; van a las albercas y no retocan el protector solar. Pero aún a esa edad, hay casos de menores con quemaduras solares, melanoma y carcinoma”, enfatiza.


La dermatóloga señala que ante cualquier quemadura solar, lesión pigmentada que crezca, dolor irregular o lunar con una medida mayor a 6 milímetros, debe asistir al médico.

Durante la precontingencia ambiental, las enfermedades respiratorias aumentan o se intensifican. Los síntomas más comunes son irritación de nariz, ojos y garganta y dificultad para respirar; para disminuirlos, lo recomendable es salir lo menos posible de casa y no hacer actividades al aire libre.

Esta no es la primera vez que el DF presenta altos niveles de contaminación.  Desde 1989, se implementan programas como Hoy no circula, con el fin de disminuir las emisiones de partículas que afecten la capa de ozono.

 Sin embargo, un estudio del Instituto de Aire Limpio (CAI en inglés) realizado en 2013, ubica a México como el segundo país con mayor número de decesos provocados por contaminación; cada año mueren aproximadamente 15 mil personas. El Distrito Federal supera los niveles de polución de capitales como Medellín y Montevideo, con una concentración de material particulado  (PM10) de 57, cuando el nivel permitido por la Organización Mundial de la Salud es de 20 a 40.